PAHs catalanas ocupan una oficina de BBVA en la Rambla de Barcelona para exigir la resolución de 10 casos de PAH Sabadell

Este mediodía, después de una acción colectiva a Catalunya Caixa, más de 30 PAHs catalanas han ocupado la oficina de BBVA en Rambla 86. La ocupación se ha realizado para presionar al banco BBVA ha resolver los casos de 10 familias, miembros de la PAH Sabadell.

300 personas han entrado en una oficina céntrica de las Ramblas al grito de “Sí, Se Puede!”, y “per Sabadell, ens deixarem la pell” (“por Sabadell, nos dejaremos la piel”), la intención de las diferentes PAHs catalanas es forzar a la entidad a negociar positivamente con la PAH de Sabadell. La ocupación transcurre tranquila en el centro de Barcelona y ha llamado la atención de los numerosos turistas que visitan las Ramblas. Diferentes miembros de las PAHs catalanas la ocupan escalonadamente desde las 14:00.

A las 18:00 unas 50 personas permanecen en la entidad con intención de quedarse durante el día de hoy, mientras PAH Calafell ha ocupado esta misma tarde una oficina de BBVA en el Vendrell.
La ocupación de BBVA es una muestra de solidaridad de las diferentes PAHs catalanas con la PAH de Sabadell , que ocupa desde hace 10 días una oficina de BBVA en c/ Alfons XIII de Sabadell para forzar a la entidad a sacar del proceso de ejecución hipotecaria a los avales de 10 casos. Son 10 familias que se encuentran en situaciones diversas, pero con un denominador común: el BBVA pretende quedarse con dos casas por la hipoteca de una sola vivienda. De esta forma, en los diez casos, las personas no sólo pierden su casa sino que además arrastran la casa de algún familiar que avaló y que ya estaba totalmente pagada.

La jueza de Sabadell ha denegado en dos ocasiones el desalojo de la oficina en Sabadell. No obstante, ayer miércoles, PAH Sabadell se sentó a negociar con la entidad sin obtener una respuesta satisfactoria. El Banco BBVA se negó en rotundo a sacar los avales del proceso de ejecución hipotecaria, una decisión que hace que la angustia, y el sufrimiento que supone la pérdida de la vivienda afecte no solo a un núcleo familiar, sino, como mínimo a dos. Y esta situación se multiplica por 10 en el caso de Sabadell. Muchas otras PAHs catalanas tienen casos estancados con la entidad, ya que ésta persiste en una política agresiva con los avalistas, muchos de ellos familiares de las personas afectadas que no fueron informados de lo que les podía ocurrir en el momento de firmar el aval.

PAHs catalanas ha decidido quedarse por turnos en la oficina de Rambla para valorar al final del día si convierte la ocupación en indefinida u organiza otras acciones de solidaridad con los 10 casos de BBVA y se desatasca la política de avalistas de la entidad.

#10diescontraBBVA


Anuncios