Seguimos cosechando victorias y siendo la peor pesadilla de la mafia mientras creamos un mundo mejor.

Este mes de octubre que despedimos hoy con castañas, panellets, trucos y tratos, empezó con una noticia que podía debilitarnos, pero sin embargo, nos hizo más fuertes: el Tribunal Constitucional anunciaba que no iba a levantar la suspensión a los artículos impugnados de la Ley 24/2015 en el mes de mayo. Un acto más de servicio a la banca por parte del gobierno en funciones del PP al interponer un recurso de inconstitucionalidad contra una ley creada por la ciudadanía, aprobada por el Parlament de Catalunya y vigente durante 9 meses.En este tiempo demostró ser la única ley que da soluciones a la emergencia habitacional y que hace cumplir el art.47 de la propia Constitución.

La noticia no nos pilló desprevenidas, estamos más que preparadas para seguir defendiendo el Derecho a la vivienda, como llevamos haciendo desde hace 8 años, demostrando cada día que con la PAH no se juega, nuestro camino es el de la legitimidad y nada nos detendrá. 

Solo en Barcelona, este mes, hemos logrado evitar 8 desahucios, logrando realojos y soluciones reales que garanticen la segunda oportunidad de las familias en exclusión residencial. Una segunda oportunidad de la que también disfrutan ya nuestras comPAHñeras Esther, Sara y Carlos, gracias a sus daciones y sus alquileres sociales, arrancados a base de lucha y presión a dos de las mayores mafias bancarias de este país, como son el BBVA y Bankia, que a pesar de la suspensión se han visto obligados a aplicar el alquiler en base a la ley 24/2015.

La PAH nació para luchar contra leyes injustas y cambiarlas. Ya hemos demostrado que eso es posible y seguiremos avanzando con ese objetivo. Esta semana hemos vuelto a subir un escalón más en la escalera hacía la conquista de nuestro derechos, logrando que el pleno del Ayuntamiento de Barcelona aceptara la moción, presentada por nuestra Comisión de afectadas por el IRPH, para acabar con esta cláusula abusiva que golpea a miles de familias y provoca cientos de desahucios que no vamos a seguir permitiendo. Hoy hemos empezado con los ayuntamientos de toda Catalunya , mañana le tocará al Parlament, y pasado llegaremos al Congreso. Estamos convencidas de que sólo es cuestión de tiempo el erradicar una de las mayores estafas bancarias de este país.

Pero las victorias no vienen solas, son el resultado del trabajo de muchas personas, del apoyo de otros colectivos, de la implicación de la ciudadanía, y de la legitimidad que la PAH se ha forjado con los años,  la cual nos hace estar presentes, para poder incidir, en las Administraciones, sabedoras de que somos punta de lanza en la lucha por el derecho a la Vivienda, ya sea estando presentes en la creación de la nueva LAU catalana, en propuestas municipales defendiendo la necesidad de mecanismos que promuevan la participación ciudadana, apretando a la Generalitat para que cree un parque de vivienda social con los pisos vacios de los bancos o denunciando a los Mossos d’Esquadra por vulnerar los DDHH de las familias.

Seguiremos imPAHrables y sin dar un paso atrás, promoviendo nuestra lucha entre los estudiantes que nos visitan, las personas que nos invitan a dar conferencias (como la Escuela IGOP), en encuentros ciudadanos como el FESC, promoviendo cuentos como Cuando perdemos el miedo o películas como La gorra de Lana, apoyando el cierre de los CIES, denunciando la especulación inmobiliaria, mafias como el grupo Desokupa o ayudando a defender espacios recuperados como la Rimaia.

Nuestra base es el empoderamiento, tanto individual como colectivo y por ello seguiremos compartiendo herramientas, para la defensa de sus derechos, con las familias afectadas por hipoteca, alquiler u ocupación, en nuestras asambleas y talleres.

Cada día demostramos que el ¡SÍ SE PUEDE! es mucho más que un lema, es una realidad.

Anuncios