A la hoguera todo lo que vulnere el derecho a la vivienda.

Hoy se celebra la verbena de San juan, una fiesta ancestral para dar la bienvenida al verano y llenar la noche de hogueras para dejar atrás los malos espíritus que nos acechan, quemando lo malo entre sus llamas.

¿Y qué queremos quemar en PAH Barcelona?

Queremos quemar el aumento de los desahucios en este 2017. Un 2’2% más respecto al primer trimestre del año pasado, o lo que es lo mismo, la escalofriante cifra de 17.055 familias perdiendo su hogar.

Queremos quemar propuestas como la del PDeCAT, que lo único que pretenden es criminalizar la pobreza y a las familias empujadas por el sistema a recuperar una vivienda en manos de la banca, focalizándolas como un problema y no como la consecuencia de otro más grande, la emergencia habitacional y la estafa inmobiliaria que llevamos denunciando desde 2009.

Queremos quemar el creciente aumento del precio de los alquileres, alcanzando cuotas inasumibles, que están generando a día de hoy el 76% de los desahucios.

Queremos quemar la falta de políticas de vivienda valientes, por parte de la Administración, que garanticen el derecho a una vivienda para todas y no solo para unas pocas.

Queremos quemar el aumento de la especulación y de los fondos de inversión, que ven la vivienda como mercancía y no como un derecho, provocando la expulsión de las vecinas de los barrios, convirtiendo nuestra ciudad en una ciudad exclusiva, destinada solo al turismo y a cierta élite.

Queremos quemar la falta de un parque de vivienda pública, que dé respuesta a las necesidades de las familias y que es el más pobre e inexistente de Europa, a pesar de ser el país que más vivienda vacía acumulamos.

Queremos quemar que se siga rescatando a la banca, incluso por 1€, en lugar de rescatar a las personas.

Queremos quemar las políticas antisociales del oligopolio energético, que sigue sumiendo a las familias a la oscuridad y al frio.

Y podríamos seguir así, enumerando motivos para la hoguera, pero tenemos ganas de un merecido descanso, de una noche de fiesta con nuestra gente. Una noche en la que quemar figurativamente todo lo expuesto y lo que no, pero convencidas que entre todas no nos dejamos nada.

Pasadlo bien, disfrutad y recargad las pilas, para que con la #LeyViviendaPAH, demos fin a toda esta vulneración de Derechos Humanos al grito de

¡¡¡¡¡SI SE PUEDE!!!!!