Archivo diario marzo 16, 2018

PorPAH_Bcn

Manifiesto de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, día 17 de marzo de 2018

Otra vez estamos en la calle los pensionistas y nuestras familias en toda España. Son ya 150 ciudades y muchos pueblos de las zonas rurales los que hoy claman por nuestras reivindicaciones que van mucho más allá del 0,25 y de la anulación del factor de Sostenibilidad.

Hoy, y antes que nada, queremos mostrar nuestra inmensa solidaridad a los compañeros y compañeras YAYOFLAUTAS, que se han visto presionados por la policía, exigiéndoles la documentación en las manifestaciones legalmente solicitadas. Un gran aplauso para ellos.

Todo ello es consecuencia de la existencia de una ley, la LEY MORDAZA, que limita el derecho de manifestación y de opinión, tal como hemos visto que se ha aplicado a abuelos, artistas y músicos. Hoy estamos aquí también para pedir su derogación.

Ante las manifestaciones del Presidente del Gobierno Sr. Rajoy, en su comparecencia en el Parlamento, al que solo le preocupa la aprobación de los presupuestos generales del Estado para este año 2018, y ante la ausencia de un proyecto actual y de futuro para los pensionistas de este país, queremos destacar que nuestros objetivos fundamentales siguen en pie y rechazamos de plano el Pacto de Toledo. Y exigimos:

  • 1.- Que se abra un debate abierto en la sociedad sobre el sostenimiento del Sistema público de pensiones, con especialistas de todas las ideologías.
  • 2.- Que no se tomen acuerdos a espaldas de la Coordinadora estatal de Pensionistas.
  • 3.- No aceptaremos que se parchee el sistema de pensiones, como se hizo en otras ocasiones, y que pongan en cuestión otra vez la pervivencia del sistema.

No nos desmovilizaremos hasta ver que nuestras justas reivindicaciones se sometan a debate y con conclusiones adecuadas a la sociedad del siglo XXI.

No solo luchamos por unas pensiones justas para hoy. Nuestros hijos y nuestros nietos tienen derecho a ver con claridad las expectativas de futuro que este país les depara. Hoy la realidad se impone y debe ser cambiada: la mejor de las generaciones debe emigrar porque nuestra economía no tiene suficiente fortaleza para abrigarlos, y tienen la desvergüenza de pedirnos que tengamos más hijos, para que sean otra vez los hijos de la emigración. La tienen para especular, la tienen para precarizar el trabajo y los salarios, la tienen para recortar en sanidad, en dependencia, en educación, en derechos fundamentales recogidos en la Constitución, para hacer más ricos a los ricos y empobrecer cada día más a la clase trabajadora. Para eso sí que tienen proyectos de futuro.

Compañeros/as: vamos a dedicar todo el tiempo que sea necesario para revertir las situaciones de injusticia de este país, de manera que en poco tiempo no lo reconozca ni la madre que lo parió. Tiempo lo tenemos, abundante.

Es nuestra unidad, es nuestra fuerza. Es nuestra unidad, nuestra convicción. Es nuestra unidad, nuestra esperanza. Es nuestra unidad, nuestra dignidad. Y la dignidad no se negocia. Nunca negociaremos nuestra dignidad, y nuestras exigencias de vida digna las defenderemos todas juntas y para todas.

¡¡¡ARRIBA LA MORAL, ESTA ES NUESTRA LUCHA. UNIDAS, VENCEREMOS!!!