Archivo diario marzo 29, 2018

PorPAH_Bcn

Norvet utiliza la vía judicial para expulsar a familias vulnerables

El fondo buitre Norvet Negotial S.L. ha interpuesto estos últimos días una demanda contra algunas vecinas del bloque #Aragó477 para echarlas de sus viviendas

El pasado 3 de julio de 2017 hacíamos pública la recuperación, a través de la campaña obra social de la PAH, de 6 pisos vacíos del edificio para familias en situación de vulnerabilidad sin ninguna alternativa habitacional. Desde el primer momento hemos tenido dos objetivos claros: realojar a familias con una necesidad básica como el acceso a la vivienda, que lo único que quieren es poder regularizar su situación y pagar un alquiler asequible, y denunciar las prácticas de este tipo de promotoras inmobiliarias, que se dedican a expulsar a las vecinas de sus inmuebles y venderlos o alquilarlos a precios de lujo.

Desde entonces, Norvet ha utilizado diferentes prácticas para asediar a todas las familias que viven en el edificio, con el objetivo de expulsarlas y especular con la vivienda. Hablamos de prácticas ilegales, como hacer obras sin las licencias correspondientes, que desde la PAH hemos conseguido parar hasta el momento. También se han producido, en este tiempo, otros sucesos todavía con incógnitas por resolver, que recuerdan tácticas de mobbing, como la inundación de algunos de los pisos, que generó que algunas vecinas marcharan de sus hogares. La última jugada ha sido hace pocos días, cuando las vecinas de Aragón 477 recibieron una demanda judicial de Norvet, para echarlas. Una demanda ante la cual no nos quedaremos paradas y haremos todo lo posible para defender a las familias y que no sean desahuciadas.

Ya hace tiempo que nuestra ciudad está en el punto de mira de los fondos buitre y los grandes especuladores. Vivimos un proceso creciente de compra de nuestros hogares, que acaba echándonos de nuestras casas, de nuestros barrios y de nuestra ciudad. En los últimos meses hemos podido detectar otros edificios sufriendo las tácticas de Norvet, y de muchas familias que han perdido su techo por culpa de este proceso de gentrificación. Hemos tejido alianzas en esta lucha contra la expulsión de vecinas, como en el caso de Feliciano, vecino de un bloque en propiedad de Norvet, que le quiere triplicar el precio en la renovación de su contrato, que resiste en su casa a pesar de haber sufrido ya cuatro procesos de desahucio, uno en abierto, pero que gracias a la ciudadanía organizada y al Sindicato de Barrio del Poble Sec, ha podido paralizar.

No estamos solas ante las tácticas de acoso de los fondos buitre, y desde la PAH de Barcelona exigimos a Norvet:

  • la retirada inmediata de la demanda judicial
  • la cesión del bloque Aragón 477 al Ayuntamiento de Barcelona
  • el alquiler social de todas las vecinas, tanto las vecinas nuevas como las que hace años que viven en el edificio y su contrato de alquiler finalizará próximamente
  • una reunión a diferentes bandas: Norvet, PAH y Sindicato de Barrio del Poble Sec, para llegar a una solución habitacional para todas las vecinas del bloque Aragón 477 y la calle Murillo.

No dejaremos que Norvet continúe haciendo negocio con un derecho como es la vivienda y desahuciando de manera invisible a las vecinas. Debemos detener la colonización de estas empresas y declarar Barcelona ciudad libre de fondos buitre.