Daily Archive mayo 31, 2018

PorPAH_Bcn

La PAH de Barcelona exige a los órganos judiciales que no ordenen ningún desahucio abierto más

Desahucios con fecha abierta, desahucios inhumanos

Desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Barcelona (PAH), queremos denunciar públicamente una problemática que sufrimos desde hace tiempo en muchos desahucios de personas en situación de vulnerabilidad: las órdenes de desahucio con fecha abierta. Esta práctica consiste, tal y como su nombre indica, en emitir una orden de lanzamiento sin una fecha y hora determinadas…

En primer lugar, hemos detectado que esta decisión del órgano judicial genera una gran dosis de sufrimiento y angustia en las personas que se han visto forzadas a llegar a esta situación por una falta absoluta de recursos, y que no cuentan con una alternativa habitacional digna. Estas familias, que ya han tenido que pasar por un calvario judicial por una necesidad tan básica como es la vivienda, viven esta circunstancia con la incertidumbre de no saber cuándo serán expulsadas de su hogar, tal como se muestra en el estudio 

“Radiografías de la situación del derecho a la vivienda, la pobreza energética y su impacto en la salud en Barcelona” , sufrir una situación de pérdida de la vivienda genera mala salud, tanto mental como física.

Se podría pensar que la decisión del órgano judicial responde a la voluntad de evitar las acciones de denuncia y respaldo de movimientos sociales como la PAH, que pretenden exponer la legislación injusta que sufrimos en el Estado en materia de vivienda, y concretamente en el ámbito de las hipotecas y los alquileres. Hace falta remarcar que las distintas reformas que se han producido, en estos últimos años, han tenido un carácter regresivo y se han dirigido en la línea de asegurar los privilegios de las entidades financieras y los grandes fondos buitre.

En segundo lugar, y desde un punto de vista jurídico, las órdenes de lanzamiento con fecha abierta son más que cuestionables. En la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) se hace mención claramente de lo siguiente: “en la resolución que se dicte teniendo por opuesto al demandado se fijará día y hora para que tenga lugar, en su caso, el lanzamiento” (art. 440.4), estableciendo de forma inequívoca la necesidad de fijar fecha y hora para el desahucio. Otras partes de la misma ley hacen referencia en todo momento a “la fecha fijada para el lanzamiento” (art. 703.4), hecho que muestra la intención del legislador de marcar una fecha y hora concreta para la actuación.

Por otro lado, este tipo de prácticas suponen una grave violación al derecho de defensa y a la inviolabilidad del domicilio, ambos plenamente reconocidos en la Constitución. En ese sentido, nos encontramos delante de una situación paradójica: el hecho de que se pueda realizar una actuación judicial en el domicilio de una persona sin que esta conozca cuándo se va a producir.

Los organismos internacionales ya han denunciado en numerosas ocasiones las importantes carencias de las Administraciones españolas, y su legislación en ese ámbito. El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas (CDESC), reclamó al Estado español el pasado mes de junio de 2017 (Comunicación núm. 5/2015) una mayor protección para las afectadas por los procedimientos de desahucio, en especial en los casos de vulnerabilidad. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) se ha pronunciado de la misma forma, y ha paralizado de forma cautelar el desalojo de familias por la ausencia de una alternativa habitacional viable.

Por todo lo que acabamos de exponer, desde la PAH BCN queremos denunciar una vez más la nefasta legislación en materia de vivienda que la ciudadania está obligada a soportar, y que tiene en las órdenes de lanzamiento con fecha abierta uno de los máximos exponentes de su crueldad. Exigimos a los órganos judiciales que sigan promoviendo esta práctica, que respeten los derechos básicos de las afectadas y que cesen en la realización de esta. Pedimos al poder judicial un trato más humano para la población y que se base en el cumplimiento de los Derechos Humanos y no exclusivamente en el interés monetario de unas pocas.

No podemos permitir que, en una situación de emergencia habitacional crónica, las familias más vulnerables sigan sufriendo la inacción de las Administraciones, tanto catalanas como estatales, de hacer frente de forma valiente y estructural a la garantía del derecho a la vivienda.

Dilia, Nadia y Voski, tres ejemplos que sirven para poner nombre y cara a esta problemática, son víctimas. Víctimas de unas políticas de vivienda que no funcionan y que desde la PAH hemos puesto soluciones para revertirlas. Parar los desahucios abiertos es una herramienta más. Exigimos ser consecuentes a la vulneración de derechos que comporta esta práctica y que desde los órganos judiciales no se aplique.

¡Basta de #DesahuciosAbiertos!