Daily Archive junio 5, 2018

PorPAH_Bcn

Hoy arrancamos una nueva campaña de acciones contra Bankia en defensa de las familias estafadas por la entidad más rescatada por el Estado

Bankia fue el banco que más dinero público recibió en el rescate bancario y el que menos responde en garantizar el derecho a la vivienda de sus clientes engañados hace años.

PAH Barcelona, ocupamos la oficina de Bankia situada en la calle Mallorca,162 de Barcelona, para arrancar soluciones a familias que fueron estafadas por la entidad y que llevan años intentando negociar una solución, recibiendo solo el silencio por respuesta y ninguna voluntad de ofrecerles una segunda oportunidad para poder rehacer sus vidas, dejándolas en una situación de auténtica vulnerabilidad e indefensión.

Recordamos que desde los inicios de la estafa mal llamada crisis, que afectó y sigue afectando a millones de personas por todo el Estado, Bankia ha sido una de las figuras más controvertidas, debido a un sinfín de despropósitos, ilegales y antisociales. Desde corrupción de sus altos cargos, todos vinculados con distintos partidos políticos, evasión fiscal, tarjetas black (más de 15 millones gastados por 86 de sus directivos), pensionistas estafados con las preferentes, multidivisas, cláusulas abusivas en las hipotecas, sobretasaciones, es una de las entidades que más desahucios ha provocado, llegando al 80% de ellos en 2012… Pero aun así, fueron rescatados con casi 23 millones de euros de dinero público, lo que les facilitó la compra del Banco Mare Nostrum, otro banco rescatado con casi 2 millones de euros. Una transacción que nos costó 1.100 millones de dinero público.

Desde la PAH llevamos años denunciando las políticas antisociales de Bankia y la carencia de cualquier tipo de contraprestación social que rescate a las familias con el dinero público recibido. A día de hoy, son cientos las familias que siguen siendo desahuciadas impunemente, enfrentándose, no solo a la pérdida de su hogar sino también a una vulneración sistemática de su derecho a la vivienda, negándoles el alquiler social, cuando acumula cientos de pisos vacíos, gracias a las ejecuciones hipotecarias, que prefiere mantener vacíos para poder especular con ellos, como hizo en 2013 a través del fondo buitre Cerverus, o recientemente vendiendo parte de sus activos tóxicos al fondo buitre americano GoldenTree Asset Management, por un valor cercano a los 300 millones de euros.

Hoy estamos aquí, no solo para denunciar públicamente esta vergonzosa situación. Estamos aquí por Vicki, por Mohamed, por Cristina, por Mari Luz. Cuatro casos paradigmáticos que demuestran con su rostro y sus vivencias lo que estamos denunciando.

Familias que exigen #ResultadosBankia

Vicki sufrió una estafa familiar y violencia de género. Actualmente, a sus 72 años, con pocos recursos y una salud delicada, se encuentra con que Bankia se ha quedado con su vivienda, su hogar en los últimos 40 años. Y alegando que tiene salida en el mercado, se niegan a concederle un alquiler social.

Mohamed, que ya ha sufrido y parado algún desahucio, sufre un estado de salud muy delicado: insuficiencia cardíaca, diabetes melitus, plaquetopenia. Lo único que quiere es poder vivir tranquilo y dignamente, sin riesgo para su salud. Sus ingresos económicos son muy limitados y no puede afrontar un alquiler de mercado. Bankia le niega el alquiler social.

Ambos son dos casos flagrantes, que por su estado de salud y edad avanzada, es de justicia que Bankia les conceda el alquiler social de carácter vitalicio, garantizándoles vivir dignamente, de manera asequible y sin más disgustos.

Bankia ha demostrado sobradamente no tener ningún tipo de voluntad de ofrecer soluciones a las familias a las que estafó sin tapujos. Pero, ¿qué pasa con las familias afectadas por el Banco Mare Nostrum? ¡Más de lo mismo! Tenemos a Cristina como ejemplo. Cristina vio cómo le arrebataban y subastaban su hogar, condenándola a una deuda impagable de por vida, pero tras más de cinco años de lucha consiguió que le condonaran la deuda y firmó un alquiler social por tres años. Este mes de julio le acaba el contrato y Bankia solo le quiere renovar por un año más. Cristina está dispuesta a todo para lograr un alquiler de tres años, un mínimo que marca la ley de arrendamientos urbanos,

En la acción de hoy, también tenemos a Luz exigiendo sus derechos. Luz se hipotecó en 2009 con Caixa Penedés, pero en 2011 empezaron sus problemas económicos y logró una refinanciación con Banco Mare Nostrum, actualmente Bankia. La situación de Luz empeoró, no pudiendo terminar de pagar la refinanciación. Su piso terminó subastado y Luz se quedó sin casa y con deuda. Ahora lucha por una condonación de deuda y alquiler social.

Por último, tenemos a Ricardo que refinanció su hipoteca con Banco Sabadell, la operación acabó en manos de BMN y ahora es Bankia quien tiene la responsabilidad de darle solución. Ricardo está luchando por la dación en pago, pero necesita que Bankia le condone el préstamo que solicitó para poder llevar a cabo la refinanciación. Sin esta condonación, el Banco Sabadell no le concede la dación en pago.

Desde la PAH, seguiremos protegiendo a nuestros mayores y a quien lo necesite, para forzarles a negociar en pro de las familias. Familias que han pagado con dinero de su bolsillo su rescate bancario y que no permitirán que les sigan robando más. Porque no solo es cuestión económica, sino de unos Derechos fundamentales que la PAH no permitirá que se sigan pisoteando. Sabemos que organizadas y sin rendirnos ganamos. Las familias no se merecen este trato y no desfalleceremos hasta lograr lo que es de justicia

#ResultadosBankia