Archivo diario junio 26, 2019

PorPAH_Bcn

#enCAIXAdes, una nueva acción fotográfica en colaboración con el Colectivo Enmedio

Hoy por la mañana nos plantamos delante de una sucursal de Caixabank y mientras Kerly intentaba negociar su alquiler social de 7 años, otras estábamos fuera contando la verdadera historia a los viandantes y a los medios de comunicación que se acercaron.

Creamos un dispositivo de acción fotográfica capaz de dar visibilidad a la situación de Kerly (y de muchas personas más) a partir del uso de la fotonovela. Vidas “encaixades” (encajadas), con un lugar asignado en la sociedad que no pensamos aceptar. Decidimos contar una historia que nos represente, no la historia que quieren contar de nosotras, que finalmente es la historia de muchas familias engañadas y estafadas por los bancos.

La historia sigue, hoy no conseguimos los 7 años Kerly pero las acciones seguirán hasta conseguirlo. 

#SiSePuede

Gracias al Colectivo Enmedio y a todas las que asististeis al TAF donde surgió la idea de esta acción fotográfica, por hacerla realidad.

#enCAIXAdes

Pasen y vean la historia de las familias estafadas por CaixaBankDenunciamos la verdadera cara de la entidad, por mucho que quieran lavar su imagen vendiéndonos la moto con su Obra Social.No podemos permitir que las familias vulnerables vivan #enCAIXAdesCOMUNICADOhttps://pahbarcelona.org/ca/2019/06/26/caixabank-sigue-demostrando-su-verdadera-cara-mientras-las-familias-estafadas-ven-sus-vidas-en-cajas-a-la-espera-de-ser-desahuciadas/

Gepostet von PAH Barcelona am Mittwoch, 26. Juni 2019

PorPAH_Bcn

Caixabank sigue demostrando su verdadera cara mientras las familias estafadas ven sus vidas en cajas a la espera de ser desahuciadas

A pesar de todo el esfuerzo invertido por Caixabank para vendernos la moto con su Obra Social, la realidad es que actúan como cualquier otra entidad, estafando primero a las familias para luego adueñarse de su hogar y dejarlas en la calle sin alternativas.26

Llevamos varias semanas en campaña de denuncia contra Caixabank, ejerciendo presión con acciones continuadas y realizando negociaciones junto a las afectadas, como Kerly, Martha e Isabel, a quienes la entidad no está ofreciendo una solución en base a lo que marca la LAU. Esto deja clara cuál es la verdadera cara de Caixabank: vulnerar Derechos fundamentales, violar las leyes que los protegen y extorsionar a las familias con tácticas puramente mafiosas muy alejadas del relato que nos quieren vender son su Obra Social La Caixa.

Las leyes están para cumplirlas y Caixabank no está por encima de ellas. Kerly, Martha, Isabel y tantas otras necesitan que se les haga justicia tras años de estafas y mentiras. La justicia se resume muy rápido: Alquiler Social en base a sus ingresos con una duración de 7 años, no 3 como la entidad pretende a unos importes que se sacan de la manga.

Por ello hoy, en colaboración con el Colectivo Enmedio volvemos a una oficina de Caixabank, para visibilizar de manera distinta y original, a la altura de nuestras anteriores colaboraciones para acabar con el mal, las políticas antisociales de este banco rescatado con 6.465 millones de euros, sin haber dado ningún tipo de contraprestación social a ese capital, que como bien sabemos, no se dignará ni a devolver. Un dinero pagado por todas, que solo servirá para que se siga patrocinando la especulación de las viviendas en manos de la banca.

Ese rescate debe servir para dar una segunda oportunidad a las familias y no para usar sus hogares, una vez arrebatados, para engrosar sus beneficios vendiéndolos a fondos buitre, en este caso Coral Homes.

Tras la recuperación, el pasado 22 de febrero, de los artículos suspendidos por el PP de la Ley 24/2015, surgida gracias a una ILP impulsada por la PAH, el Observatori DESC y la Alianza contra la Pobreza Energética, Caixabank está obligada a ofrecer el alquiler social, pero opta por hacer caso omiso e infringir las leyes, tanto autonómicas como estatales.

La vivienda es un derecho para todas, decimos basta ya y exigimos soluciones. 

Llevamos 10 años en lucha, demostrando la legitimidad de nuestras demandas, hemos cambiado leyes y creado otras nuevas, para defender a las familias contra la usura y la estafa bancaria. Seguiremos denunciando la situación y peleando hasta lograr una legislación que garantice el derecho a una vivienda digna, asequible y estable para todas.

Las familias no están solas, la PAH tampoco y volvemos a poner a Caixabank enmedio del relato. No vamos a permitir un día más que las familias vivan con sus vidas en cajas, con el miedo de ser desahuciadas en cualquier momento sin estar preparadas. Preparadas están y seguirán estando para hacer frente a la mafia bancaria que solo quiere especular con sus vidas.

#enCAIXAdes