Archivo mensual abril 2020

PorPAH_Bcn

Desde la PAH de Barcelona haciendo frente a la COVID-19 y a la emergencia habitacional

Documentos útiles, asambleas virtuales, solidaridad y apoyo mutuo son algunas de las muchas cosas que podrás encontrar en la PAH de Barcelona. Ante la crisis sanitaria de la COVID-19 estamos viendo cómo la crisis habitacional de muchas familias se está incrementando. En la PAH no nos quedamos paradas. Seguimos organizándonos y dando respuesta a centenares de familias que ven que no pueden pagar su alquiler o hipoteca, o bien ya tenían orden de desahucio y no saben que va a ocurrir con su familia después del estado de alarma. También seguimos apretando y visibilizando la situación ingobernable que sufren centenares de familias que no tienen casa para “confinarse”, que “viven” en pensiones, albergues o en infraviviendas. Muchas de ellas sin espacios comunes o incluso sin cocina donde poder cocinar. Y nos preguntamos, ¿#EnQuéCasaMeQuedo ante esta situación?

Todos los lunes organizamos asambleas de Bienvenida PAH online. Encontrarás toda la información en https://pahbarcelona.org/es/la-pah-de-barcelona-volvemos-con-las-asambleas-online/

PorPAH_Bcn

Crónica del 2º asesoramiento colectivo de la PAH BCN en tiempos del coronavirus

El lunes volvimos con la segunda atípica y muy ordenada asamblea virtual de la PAH. Nuestra ComPAH Sonia nos dio la bienvenida, y a las que llegaban nuevas les explicó el tiempo que llevamos de lucha, el porqué nació la PAH hace once años y nuestra manera de actuar. Nos vuelve a remarcar lo más importante: que una vez que cruzamos la puerta de la PAH ya no volvemos a estar solas, y que aunque nos den respuestas negativas, juntas vamos a luchar por cambiarlas a positivas.

Josep nos hace un pequeño resumen de los puntos más importantes del Decreto-ley por la COVID-19 en cuanto a hipotecas y alquileres. Nos da la fecha límite del 2 de mayo para presentar a nuestros propietarios (bancos, fondos buitre, grandes o pequeños tenedores) nuestra situación actual económica y si podremos hacer frente o no a nuestros pagos de hipotecas o alquileres, para que podamos pedir ayudas de las rentas de estos meses, que se nos rebaje a la mitad el monto, o que en su defecto se nos aplacen esas cuotas, y que una vez finalizado el estado de alarma las podamos pagar a lo largo de tres años.

Una vez que Sonia nos ha dado esa gran Bienvenida y Josep nos ha brindado esa información tan importante, comenzamos con el primer caso del día, el de Roser: ella nos comenta que lleva 14 años pagando una hipoteca (hoy en día paga 1.200 €), y que no podrá seguir pagándola porque no tiene trabajo. Le recomendamos que si ya no puede pagarla, que no siga pagando otro mes más, y que ella tiene que decidir si quiere dación en pago con alquiler social o quita; también le recomendamos que hable con su banco para que puedan revisar la hipoteca hasta llegar a un acuerdo de un nuevo monto que pagar, para que ella no tenga que seguir asumiendo una cuota tan cara y sí una que se amolde a sus ingresos, ya que el padre de sus hijos no la ayuda en nada y además ha dejado de pagar la manutención y es ella sola quien lo paga todo.

Jonathan nos comenta que hace años Bankia les hizo un alquiler social y que ahora Anticipa no se lo quiere renovar porque dice que viven 6 personas en esa casa, pero siempre fue así. Su madre es pensionista, él es autónomo y ahora mismo no tiene ingresos porque es dueño de un bar. Le decimos que se comunique con su oficina de Habitatge y pida el informe de exclusión residencial, y que junte sus papeles de autónomo y cese de actividad para demostrar que no cobra nada, y la pensión de su madre. Que nos vaya informando cómo sigue el caso la semana que viene.

Fernanda nos explicó la semana pasada en la asamblea que ella quiere hacer una novación de su hipoteca, pero el problema recae en que su expareja se ha vuelto a Marruecos, que en un primer momento le dio un poder para que ella hiciera los trámites necesarios de la casa, y luego se lo revocó, así que ahora no puede hacer nada sin ese poder porque él es cotitular de esa hipoteca, y desde el banco no harán nada sin ese poder notarial. Le volvemos a explicar qué poder es y que lo mejor es que pregunte al banco cuál sería el nombre exacto de ese poder o que el mismo notario ya sabe ese nombre, que no tenga miedo ni vergüenza y que hable tranquilamente con el notario, que él la va a entender perfectamente cuando le explique el tema.

Pol también nos vuelve a traer su problema hipotecario a la mesa, el de que su banco Caixa Valencia le realizó una hipoteca totalmente abusiva, donde le piden que durante 33 años pague solo INTERESES y que al final de eso, en la última cuota, pague 280.000 €. Él lleva pagados 103.000 € y quiere hacer dación en pago y alquiler social, porque quiere terminar con esto y que no perjudique a los avales. También comenta que el gestor de su banco, en un primer momento le dijo que lo mejor era la dación porque era una hipoteca abusiva, pero cuando vieron su caso le dijeron que ellos salían perdiendo, cuando no es verdad para nada. Lo primero que le recomendamos es que se tranquilice y que si ya lleva tantos años pagando no piense en dación; sino que hay que seguir hablando con ellos porque es abusivo y tienen que hacer una hipoteca legal y que se amolde a sus ingresos de pensión por discapacidad y una pequeña paga de su esposa por trabajo.

Dhruba nos comenta un caso bastante extraño porque dice que primero era avalista de la hipoteca de un amigo que luego desapareció, y que ahora está siendo demandado por el propietario de un piso que no es suyo y que además no tiene ningún documento porque él no era dueño de nada. Él solo cobra 600 € por pensión de discapacidad, y su esposa no cobra nada. El banco es el BBVA.

Mercè comenta que ha visto desahucios y pregunta si es posible que los haya; les explicamos a ella y a todas que no es legal sacar a las personas de sus casas, que está prohibido y cualquier desahucio se tiene que denunciar.

Úrsula nos ofrece una información muy chula del Ayuntamiento de Hospitalet que ofrece ayudas de 150 a 300 € por 4 meses, y según ingresos a las familias que lo necesiten. Tenemos que llamar al 010 para que se nos informe qué pasos seguir cada una para acceder a estas ayudas.

Luis comenta que estaba hablando con Anticipa y Habitatge para renovar el alquiler social de un año que le hicieron el 25 de mayo del 2019, para hacerle uno nuevo de 7 años, como marca la Ley 17/2019. Pero que llegó el confinamiento y ya no pudo hablar más ni reunirse como tenía planeado; le recomendamos que hable con Anticipa para decirles que no tiene la totalidad de la documentación, para que ellos vean que está haciendo el trabajo y que quiere colaborar.

Como final de esta asamblea les recordamos que nos manden fotitos de madres o abuelas, así hacemos algo guay para el día de las madres que ya se nos acerca.

El próximo lunes a las 17:30h volveremos con otra asamblea de Bienvenida PAH online. Encontrarás toda la información en https://pahbarcelona.org/es/la-pah-de-barcelona-volvemos-con-las-asambleas-online/

PorPAH_Bcn

El Grupo Promotor de la Ley 24/2015 participa en la primera reunión del Pacto de Barcelona

Hoy el Grupo Promotor de la Ley 24/2015 de Catalunya contra los desahucios y los cortes de suministros, nacida en 2014 de una Iniciativa Legislativa Popular, la ILP Vivienda, y aprobada por unanimidad por el Parlament de Catalunya, ha participado en la primera reunión del Pacto por Barcelona para trabajar la salida de la crisis originada por la pandemia global del coronavirus.

En la reunión que ha presidido la alcaldesa Ada Colau y el primer teniente de alcalde Jaume Collboni, han participado más de 60 personas, representantes de diferentes sectores del tejido económico, social, educativo, cultural, deportivo y científico de la ciudad.

Cada representante ha tenido unos minutos para poder explicar desde su vertiente cómo trabajar en este pacto. Concretamente desde la comisión Ley 24/2015 hemos hecho la siguiente intervención:

Hace 12 años, el modelo económico y de vivienda estalló por los aires y las consecuencias para la mayoría de la población fueron nefastas. Venimos de una burbuja inmobiliaria y de una crisis económica muy grave, donde se primó el beneficio de pocos por encima de los derechos de muchas, rescatando a los bancos y no a las personas, y pasando después a una burbuja de alquiler, donde se permite que fondos buitre y quien especula con un bien fundamental como es la vivienda, sigan pasando por delante de las vecinas que son expulsadas de sus viviendas y barrios, criminalizando a menudo a las más vulnerables, como las personas sin hogar o las que acceden sin título a viviendas vacías al ser desahuciadas, cuando, como sabemos, son la consecuencia más grave de las políticas totalmente insuficientes adoptadas a nivel estatal y autonómico los últimos años en materia de vivienda. 

Aunque algunos se empeñen en ignorarla, padecemos una crisis habitacional gravísima, que tiene como problema de fondo el fomento de un modelo de vivienda privada y mercantilizada que no funciona. Los datos sobre lanzamientos hablan por sí solos: según las estadísticas judiciales, en todo el Estado ya acumulamos 684.385 desahucios desde 2008, y 216 al día en 2019, de los cuales, el 67,5% fueron de alquiler. Un 80% en el caso de Barcelona, donde hay al menos 9 desahucios al día, que equivalen a 47.800 personas que han sido expulsadas de su casa desde el 2013 al 2019.

Cabe destacar que los avances más importantes en la protección del derecho a la vivienda, como el acceso a los suministros básicos, han sido impulsados por la ciudadanía, como es el caso de la Ley 24/2015 catalana contra los desahucios y los cortes de suministros, recientemente ampliada con el Decreto-ley 17/2019, o con la medida del 30% de vivienda protegida en Barcelona, avances que se deben proteger, ampliar y garantizar su implementación, y que hacen de Barcelona una ciudad más habitable y justa para todos sus habitantes. 

También se han hecho esfuerzos desde las administraciones, que se han demostrado insuficientes, y sobre todo, han carecido de presupuesto, coordinación y cooperación entre las distintas administraciones, así como de liderazgo de las administraciones con más competencias y recursos. Catalunya tiene menos del 3% de vivienda pública, y dedicamos menos del 0,2% del PIB a políticas de vivienda, cuando los países más avanzados dedican el 3%.

Con la crisis sanitaria del coronavirus se hace más evidente que nunca que la emergencia habitacional se ha cronificado en las diferentes capas de la sociedad, sobre todo en las más precarias, pero no solamente. Tal como afirmó con mucho acierto a principios de abril la relatora de la ONU del derecho a la vivienda, Leilani Farha: «La vivienda, es la primera línea de defensa ante el brote de COVID-19». Por este motivo, países como Francia, Alemania, Holanda, Portugal, Reino Unido, Argentina o España (con muchos límites y problemas) han establecido algún tipo de moratoria sobre los desalojos de viviendas durante la crisis del coronavirus.

Además, se da la paradoja de que la situación actual nos ha obligado aún más a mirar «hacia dentro» de nuestras viviendas y sus condiciones, y ha hecho más cruda ‒si es posible‒ la situación de las personas que no disponen de una, o de las que están en riesgo de perderla por un desalojo inminente.

Es por ello que desde el Grupo Promotor de la Ley 24/2015, proponemos trabajar conjuntamente y de forma correlacionada en todos los sectores, anteponiendo la salud de la ciudadanía y los derechos humanos, para salir de esta crisis lo más fuertes posible y con más derechos. Es importante que todas entendamos que, una vez doblemos la curva de los contagios, tendremos que poner a cero la curva de los desahucios y garantizar el derecho a la vivienda digna y adecuada de toda la población.

En este sentido, las medidas concretas que proponemos como punto de partida y que estamos seguras de que la mayoría compartiréis, porque son de sentido común, son las siguientes:

  • Garantizar que se aplican las leyes de vivienda y de emergencia y que no se desahucia a ninguna persona o familia vulnerable y sin alternativa de su vivienda habitual, y que toda la población tenga acceso a los suministros básicos.

  • Plan de choque para realojar de forma inmediata a las 2.500 personas que están a la espera de una vivienda en las Mesas de emergencia en toda Cataluña, 670 en Barcelona.

  • Pacto de cooperación entre administraciones y privados para aumentar el parque de vivienda social al 15%, tal como marca la Ley catalana del derecho a la vivienda, estudiando y aplicando al 100% de las posibilidades el marco legal actual, y mejorándolo si es necesario.

  • Presupuesto para políticas de vivienda en el ámbito autonómico y estatal del 3% del PIB, y el correspondiente para erradicar la pobreza energética.

La primera reunión ha concluido convocando a 4 reuniones sectoriales para la próxima semana, para avanzar en el trabajo colectivo. Las mesas creadas son en el ámbito económico, en el ámbito social, de modelo urbano y cultural. En un mes se volverá a hacer una sesión plenaria para tener un pacto de ciudad de consenso en julio.

Hay que estar a la altura de las circunstancias. Creemos que la necesidad de cooperación entre los diferentes sectores ha sido unánime por parte de todas las participantes, y ahora hay que demostrar que juntas podemos salir de esta crisis más fuertes y con más derechos.

Aquí podéis encontrar el vídeo de la primera reunión:

PorPAH_Bcn

¡Salimos a las ventanas y balcones para hacer ruido a la banca!

¡Desde la PAH convocamos a la ciudadanía el próximo martes a las 20:15 h a una cacerolada contra la banca! ¡Salimos a las ventanas y balcones para hacer ruido a la banca! ¡Que nos devuelvan los 65.725 millones de euros del rescate bancario! La ciudadanía no estaríamos tan mal si el Gobierno del Estado no hubiera rescatado a la banca. Ahora exigimos que se corresponsabilicen, que vuelvan el dinero público con que los ayudamos.

  • 🗓️ Martes 28/04
  • ⌚️ 20:15 h
  • 🏠 En tu ventana o balcón

No permitiremos que esta crisis sanitaria la paguemos las personas más vulnerables.

Te esperamos después del aplauso a las sanitarias, cajeras, cuidadoras, personal que hacen posible cada día salir de esta pandemia de la COVID-19. Martes 28 de abril a las 20:15, en tu ventana o balcón con la cacerola.

PorPAH_Bcn

¿En qué casa me quedo?

Las PAHs de Catalunya exigimos realojos dignos también en tiempos de coronavirus

Hoy, 17 de abril de 2020, las PAHs de Catalunya queremos visibilizar y denunciar la situación en que se encuentran cientos de familias que no tienen garantizada una vivienda digna durante el confinamiento. Encontramos en nuestras asambleas familias confinadas de manera precaria en infraviviendas, en pensiones o albergues que se presentaban como solución temporal después de haber sufrido un desalojo, y también compañeras y compañeros que no tienen garantizado el acceso a los suministros básicos de agua, luz o gas.

Llevamos un mes de confinamiento a raíz de la crisis de la COVID-19. Durante estos días hemos visto cómo el Gobierno del Estado, la Generalitat de Catalunya y los diferentes ayuntamientos han promovido medidas con el fin de prevenir la expansión de la pandemia: quedarnos en casa y mantener una buena higiene se presentan como medidas imprescindibles para prevenir contagios. Pero, ¿qué ocurre cuando la situación es insostenible dentro de nuestros hogares? ¿Cómo podemos estar confinadas si no tenemos casa? ¿Cómo podemos vivir encerradas en una habitación de una pensión o albergue, con niños y jóvenes? ¿O sin tener acceso a espacios comunes, a Internet o a una cocina donde preparar la comida? ¿Cómo podemos mantener una buena higiene si no tenemos garantizado el acceso a los suministros básicos? 

Lourdes, Lidia, Sara, Tori, Emilia, Bilal, Carlos y Victoria, Rkia, Ijaz, Mari Carmen, Juanjo, Martha, Yossef, Mohamed, Merced, John y Yasmina son algunos casos de las cientos de familias en toda Catalunya que se encuentran en situaciones de inseguridad residencial. 

Desde las PAHs de Catalunya consideramos que esta situación que viven actualmente decenas de familias y compañeras es inaceptable e incomprensible. Las administraciones competentes no están respondiendo como es debido a la situación, proponiendo soluciones insuficientes y dando la espalda una vez más a la ciudadanía más vulnerable.

Es también el momento de corresponsabilizar al sector privado de la banca, fondos buitre y grandes propietarios para acabar con esta crisis. En Catalunya, la cantidad de viviendas vacías es astronómica y de las más elevadas de toda Europa. Los últimos datos oficiales publicados hablan de 500.000 viviendas vacías en Catalunya, de las que 73.000 son nuevas y ni se han estrenado; y como mínimo, más de 25.000 provienen de ejecuciones hipotecarias y están en manos de la banca. ¿Cómo puede ser que tengamos familias y compañeras en situaciones precarias y de inseguridad habitacional? ¿Cómo puede ser que haya todos estos pisos vacíos en desuso y al servicio de la especulación? Es necesario movilizar toda esta vivienda vacía y ponerla a disposición de la ciudadanía. 

Es por ello que pedimos:

  • Realojo digno y adecuado a las familias que están ubicadas en pensiones, en pisos con cocina y espacio vital para los niños
  • Suministros básicos garantizados: agua, luz y gas
  • Cesión obligatoria de las viviendas vacías de la banca y fondos buitre, tal como marca la Ley 24/2015
  • Expropiación de las viviendas de la SAREB
  • Reconversión de inmuebles públicos en desuso a viviendas sociales
  • Regulación del precio del alquiler de manera efectiva para detener la expulsión masiva de vecinas de sus hogares
  • Moratoria indefinida de los desahucios a familias vulnerables hasta que no haya una alternativa habitacional, una vez levantado el estado de alarma
  • Condonación de deudas hipotecarias, de las deudas de impago de los alquileres y suministros a familias vulnerables por falta de recursos económicos
  • Ayudas económicas a los pequeños propietarios que se ven afectados por impagos de alquiler
  • Dotar de mayores presupuestos en partidas de vivienda en el ámbito estatal, autonómico y local para hacer efectivas las demandas.

Exigimos medidas valientes e innovadoras a la altura de la situación, que den respuesta a las familias, un plan de choque social real y efectivo.  No podemos permitir que, una vez más, esta crisis de la COVID-19, la volvamos a sufrir y pagar las más vulnerables. 

Con la PAH seguiremos luchando junto a las familias que ven vulnerado un derecho tan básico como el de la vivienda, tal como hemos hecho durante estos últimos 11 años. En 2008 ya pagamos la crisis nosotras, con un rescate a la banca de 65.725 millones de euros de dinero público. Ahora hay que vencer al Coronavirus y estar fuertes para combatir la crisis económica que se derivará.

Hace ya muchos años que demostramos que juntas somos imparables, ¡y esta vez volveremos a estar a la altura!

¡Sí Se Puede!