Archivo diario junio 9, 2020

PorPAH_Bcn

La Generalitat cierra las puertas a las ayudas al alquiler por la Covid-19

A dos semanas de abrir las ayudas al alquiler por la Covid-19 en Cataluña se habían recibido 14.000 peticiones, algo que supone según el Govern unos 50 millones de euros para las arcas públicas.

La cantidad de dinero que el gobierno central ha destinado a Cataluña es de 28,4 millones de euros. Además de esto, se han establecido unos requisitos de acceso que son completamente irreales y hacen que la mayoría de las afectadas no tengan derecho a recibirlas. Asimismo, es necesario recordar que la media del precio de los alquileres en Cataluña está muy por encima de los límites de estas ayudas.

Nos pidieron que nos confináramos y lo hicimos. Ante la incertidumbre de ver como nuestros ingresos iban disminuyendo cada día, sin saber si recuperaríamos nuestros trabajos, hemos tenido que elegir entre comer o pagar recibos tan básicos como el alquiler o los suministros. No podemos tolerar que sea la ciudadanía la que una vez más sufra la ineptitud de nuestros gobernantes, que alardean con su «Nadie quedará atrás», palabras que se quedan completamente vacías de contenido.

Mientras que la irresponsabilidad de nuestros gobernantes hace que miles de familias sufran, en la PAH nos seguimos organizando. Seguimos denunciando que no vamos a permitir que ninguna familia se quede atrás. Nosotras todavía no entendemos quién tiene la culpa de esta crisis que estamos empezando a vivir, pero sí sabemos quiénes son las personas que sufren las consecuencias de su mala gestión. Y por eso exigimos a los políticos que estén a la altura de la gente. ¿Qué gobernantes tenemos que no son capaces de prever cuántas familias necesitarán las ayudas? Salen en los medios diciendo que esta vez han aprendido la lección y que nadie se quedará atrás. ¿Y qué pasa? Ayudas que no llegan. Mini créditos que –aunque denunciamos que no son la forma de afrontar esta situación porque significan otra vez endeudamiento para las familias– tampoco nadie sabe cuándo estarán vigentes.

En la PAH ya hace mucho tiempo que proponemos soluciones para el problema estructural de vivienda en nuestro país: regulación inmediata del precio del alquiler, ampliación del parque público de vivienda con medidas como la expropiación de la vivienda en manos de la Sareb (pagada con dinero público a través del rescate bancario), cesión obligatoria de los pisos de grandes tenedores y medidas para que la responsabilidad de que todo el mundo tenga una vivienda digna recaiga también sobre los grandes propietarios, que se lucran a costa del esfuerzo y las necesidades más básicas de las familias.

Ya basta de promesas políticas que no van a ningún lado. Es hora de que la acción de los gobiernos se ajuste a la realidad y que sea verdad que esta vez NO DEJAMOS A NADIE ATRÁS.

PorPAH_Bcn

Ayer lunes celebramos la octava asamblea de bienvenida online

La PAH ha vuelto, no solo a las asambleas virtuales, hemos vuelto a nuestras acciones

El pasado jueves 4 de junio, ante la reanudación de la actividad judicial y con ella los desahucios, estuvimos ante la Ciudad de la Justicia luchando en familia. En un principio parecía que iba a llover, pero el clima sabía que tenía que dejarnos luchar por nuestros derechos y aguantó.

El domingo 7 de junio también muchas compañeras estuvimos en la concentración “Black Lives Matter”. Decimos que todas las vidas importan, aquí no vamos a permitir la discriminación ni violencia hacia ninguna persona.

¡Comenzamos la asamblea! Sonia nos da la bienvenida con muy buenas noticias, nuestro compañero Plácido ha firmado la renovación de su alquiler social por 7 años gracias a la Ley 24/2015, después de mucha lucha y mucha insistencia.

Josep nos recuerda los pasos que podemos hacer para pedir moratoria por la Covid-19. Y nos recuerda también que a partir del 4 de junio los desahucios han vuelto y tenemos que estar muy atentas

Alquileres:

Noemí nos pregunta si tenemos más información sobre las ayudas de la Generalitat, como son las primeras no tenemos muchas novedades. A pesar de que ya no aceptan nuevos casos, es posible que a nivel de Barcelona habrá más ayudas.

Tania nos pide ayuda para que Divarian le otorgue su alquiler social, como le corresponde por ley. Le hemos dicho que nos reenvíe los e-mails que les ha enviado.

María Jesús lleva tiempo luchando con Anticipa. Le dijeron que su alquiler ya estaba en camino, pero a pesar de eso la han demandado. Le dicen que eso no es cierto, pero es Anticipa, ¿de verdad hay que creer en su palabra? Lo que están demostrando últimamente no nos gusta nada. Queremos hechos y no palabras, tienen que enviar el documento que acredita que es verdad que han suspendido esa demanda.

Ghizlane ha sido desahuciada un día antes del estado alarma y la realojaron en un hotel, pero le dicen que se tiene que ir nada más termine el estado de alarma. Le decimos que nadie la puede mover de ese lugar, y más teniendo hijos pequeños y que su esposo es el único que trabaja.

Yolanda y su familia han vivido en esta casa toda la vida, y como los primeros dueños han muerto, los herederos no les quieren seguir alquilando. Ellos creen que es un pequeño propietario, por lo que le decimos que averigüe si es verdad esto o no, mediante el Registro de la Propiedad, para estar bien seguras.

Hipotecas:

Carolina debía dinero por la hipoteca y por la comunidad; Hacienda le tenía que devolver dinero, pero se lo embargaron. Le aconsejamos que vaya a los juzgados para saber mejor de dónde viene ese embargo, para ver si se puede hacer o no.

A Paul le han dado tantos giros a su caso que ya no sabe qué más hacer, pero lo que él quiere es que su hipoteca no sea algo abusivo como lo es ahora, que le están cobrando solo intereses.

Carmen ha logrado su quita con alquiler social de Anticipa después de luchar y muchas amenazas por parte de este fondo buitre. Vemos que es posible y no vamos a parar hasta conseguir lo mismo para el resto de compañeras que lo están solicitando.

Súmate a nuestras asambleas todos los lunes a las 17:30h para que podamos asesorarte.

¡Te esperamos!