Nada a celebrar y mucho trabajo por hacer: 174 desahucios ejecutados diariamente en el segundo trimestre de 2023 en España y 38.266 desahucios en 2022, según los datos del Consejo General del Poder Judicial

Nada a celebrar y mucho trabajo por hacer: 174 desahucios ejecutados diariamente en el segundo trimestre de 2023 en España y 38.266 desahucios en 2022, según los datos del Consejo General del Poder Judicial

Hoy lunes 2 de octubre, como cada primer lunes de octubre, se celebra el Día Mundial del Hábitat, designado por las Naciones Unidas desde 1985 para reflexionar sobre el estado de nuestros pueblos y ciudades y sobre el derecho básico de todas a una vivienda adecuada.

Desde la PAH ponemos de manifiesto que, lejos de erradicar la emergencia habitacional, se ha cronificado. Es urgente que las administraciones competentes en materia de vivienda, ayuntamientos, gobiernos autonómicos y gobierno de España, desarrollen políticas públicas para garantizar el derecho a la vivienda a toda la ciudadanía. Cada una de ellas según sus competencias pero a la vez en colaboración entre sí. Ante situaciones excepcionales son necesarias soluciones novedosas e innovadoras que solo se conseguirán con medidas valientes, pensando en las personas y no en los grandes bancos y fondos de inversión.

Los datos son alarmantes y las medidas adoptadas son claramente insuficientes. ¿Cómo puede ser que con una moratoria estatal de desahucios se sigan desahuciando 174 familias diariamente? Nosotras nos lo preguntamos y sabemos la respuesta.

¿Cómo puede ser que en Cataluña no se multe ejemplarmente a fondos de inversión como Cerberus, Anticipa, por tomarse la Ley por su cuenta y desahuciar a familias cuando deberían ofrecerles alquileres sociales? ¿Por qué la Generalitat no está exprimiendo en todo su potencial las herramientas que tienen para evitar desahucios?

¿Cómo puede ser que en Barcelona se quiera derogar una medida que suma pisos tan necesarios al parque público, como es el famoso 30%, en vez de potenciarlo? ¿Cómo puede ser que tengamos gente malviviendo en pensiones que cuestan unos 3000€ al mes, en vez de buscar acuerdos con la propiedad y aplicando la Ley 24/2015?

Claramente, nos demuestran que estas administraciones no son bastante valientes, son ninguneadas por bancos y fondos de inversión que consideran la vivienda como un bien de mercado en vez de como un derecho; y lo más grave, están dando la espalda a la ciudadanía, negándose a asumir ningún tipo de responsabilidad.

Estos son solo algunos de los graves problemas habitacionales contra los que nos enfrentamos diariamente en nuestras asambleas, pero hay muchos más. Desde la PAH tenemos unas demandas muy claras para revertir esta situación, que hemos trasladado, tanto al Ayuntamiento de Barcelona como a la Generalitat de Cataluña, una vez recuperada íntegramente la Ley 24/2015 el pasado mes de febrero de 2022. Así como también trasladamos al Gobierno de España y a Pedro Sánchez una propuesta de Ley vivienda de la ciudadanía, junto con las ‘Propuestas de la PAH para abordar urgentemente la grave crisis de emergencia habitacional’ del 2019, plenamente vigente, antes de que se aprobara el pasado mes de mayo la primera Ley de vivienda estatal que dista un mundo de las demandas que llevaba la ciudadanía.

Mientras esta grave situación de emergencia habitacional la sufren las familias diariamente, las respuestas de las administraciones competentes están siendo totalmente insuficientes. Desde la PAH tenemos claro que es cuestión de voluntad política. Es necesario que nuestros políticos, que hemos elegido democráticamente, estén del lado de la ciudadanía, sobre todo de aquellas familias más vulnerables. Y mientras esto no sea así, nos encontrarán de frente. 

Los datos oficiales, como los del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), marcan una nefasta realidad, pero no es la única. Existe una realidad verde, de pulso continuo frente a los lobbies económicos. Somos miles de personas parando desahucios cada día y autotutelando nuestros derechos. ¡Sabemos que sí se puede! Porque hemos hecho posible lo imposible miles de veces, arrancando daciones en pago, cambiando leyes y recuperándolas, conquistando el 30% de nuevas promociones para que se destinen a vivienda asequible, consiguiendo alquileres sociales, recuperando viviendas en manos de fondos buitre, y centenares de victorias más. 

Y sobre todo, hemos sido capaces de generar  un movimiento ciudadano de cuidados, de solidaridad y de defensa de derechos humanos, que por mucho que algunos partidos políticos y banksters nos hayan querido eliminar, aquí estamos, vivas y guerreras, para hacer cumplir el art. 47 de la Constitución Española y el art. 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por ello, hoy celebramos el Día Mundial del Hábitat, para que frente a cualquier vulneración de este derecho nos levantemos y organicemos para que nuestros derechos en materia de vivienda estén garantizados. Desde la PAH no vamos a permitir que estos se vulneren, y vamos a seguir luchando para defenderlos, como venimos haciendo desde hace más de 14 años. Porque sabemos que somos muchas, que estamos organizadas y que ¡Sí Se Puede!



Sobre el autor

PAH_Bcn administrator