Abanca, entidad rescatada con dinero público, pretende desahuciar a Wendy y su familia, y a Pape

PorPAH_Bcn

Abanca, entidad rescatada con dinero público, pretende desahuciar a Wendy y su familia, y a Pape

La entidad opta por la vía penal, a pesar de saber que se trata de familias vulnerables

Hoy 15 de noviembre de 2019 la PAH de Barcelona y la PAH de Terrassa, a través de una acción de denuncia pública en las oficinas de Abanca en Gran Vía, denunciamos el caso de Wendy y su familia, y el de Pape, amenazadas con la expulsión de sus casas la próxima semana, sin una alternativa habitacional. La entidad financiera, hasta hace poco propietaria de los inmuebles, ha optado por la vía penal, aunque sabe perfectamente que denuncia a familias en situación de vulnerabilidad.

Wendy, vecina de la Trinitat Nova y una víctima más de la crisis económica, se vio sin posibilidades de acceder a una vivienda, y junto con su hijo se vieron forzados a ocupar un inmueble, que en aquel momento era propiedad de Abanca. Desde que asisten a la PAH, han intentado regularizar su situación en la vivienda y reclamar a la entidad un alquiler social de acuerdo con sus ingresos. Wendy llegó a intercambiar correos con la entidad financiera, pero finalmente el proceso no fructificó y la posible negociación concluyó con la presentación por parte de Abanca de una denuncia a Juzgados.

Por su parte, Pape, después de vivir durante diez años en su piso, y viendo que no podía hacer frente a la cuota, intentó negociar en numerosas ocasiones un alquiler social con Abanca, siempre, pero sin ningún tipo de respuesta ni solución. Finalmente, después de sufrir cuatro intentos de desahucio, al quinto lo desahuciaron, y ni el Ayuntamiento de Terrassa, ni Servicios Sociales le ofrecieron ningún tipo de alternativa habitacional. Gracias a la Obra Social de la PAH pudo recuperar su piso y ha seguido intentando negociar un alquiler social, hasta ahora en que Abanca le ha demandado por la vía penal.

Hay que recordar que Abanca nace de la caída de varias cajas de ahorro gallegas y contó con una inyección de dinero público descomunal. El caso es especialmente escandaloso. El Estado inyecta a la entidad 9.052 millones de euros, momento en el que pasa a ser 100% pública, para posteriormente venderla por 1.002 millones a un grupo venezolano. En el primer ejercicio tras la compra, en 2014, los beneficios de la entidad son de 1.157 millones, una cantidad superior al precio de venta. Desde entonces, Abanca ha obtenido unos beneficios de 330 millones de euros en 2015; 333,6 millones en 2016; 367 en 2017; y 430 millones en 2018.

Pese acumular 2.600 millones de euros de beneficio neto desde su rescate y sobrevivir gracias a la inyección de dinero público, la entidad decide dar la espalda a casos como el de Wendy y denunciar a familias vulnerables. La vía penal, a diferencia de la demanda civil, conlleva más perjuicios para las personas afectadas y es especialmente onerosa para las familias vulnerables. En primer lugar, las denunciadas tienen que pagar una multa, bajo riesgo de pena de cárcel si no lo hacen, que en el caso de Wendy, alcanza los 270 €. Por otra parte, la sentencia firme comporta antecedentes penales por un plazo de seis meses, lo que puede dificultar, por ejemplo, el acceso a algunos lugares de trabajo y así genera una mayor exclusión a la familia.

El día de hoy, Wendy, con una sentencia condenatoria firme, ha recibido un aviso de Juzgados como que tiene que abandonar su casa la próxima semana, bajo amenaza de que si no lo hace, la policía, utilizando incluso unidades de antidisturbios, podría llegar en cualquier momento para echarla sin ni siquiera poder recoger sus pertenencias. El Ayuntamiento de Barcelona no ha ofrecido todavía a la familia una alternativa habitacional, incumpliendo así lo establecido en la Ley 24/2015 en relación con la obligación de la Administración de ofrecer un realojo adecuado en caso de desahucio.

Ante esta situación, la PAH de Barcelona exige a Abanca ‒una entidad que aún existe gracias al dinero de la ciudadanía‒, que dé marcha atrás y pida a Juzgados la suspensión del desalojo. Por otra parte, seguimos reclamando un alquiler social para Wendy y su hijo, que se corresponda con los ingresos de la familia. Es intolerable que, como también ocurre con la SAREB, un banco rescatado con los impuestos de todos se dedique a expulsar familias vulnerables de su casa, y encima lo haga por la vía penal. La PAH no cejaremos y seguiremos luchando hasta que no se encuentre una solución adecuada. ¡Wendy, no estás sola!

PorPAH_Bcn

Stop Desahucios Noviembre 2019

Contador desahucios mes: 21

Contador total 2019:  224

Parados – 8
Suspendidos – 5
Entrega llaves –Realojo – Ejecutados – 2

Desahucios por hipoteca

Jueves 7
Demandante: BBVA  lanzamiento SUSPENDIDO
Dirección: C/ Jaume Pinent, 24-26, Barcelona (08042 Roquetas)

Jueves 14
Demandante: PROSIL ACQUISITION, S.A. #RosaMaríaSeQueda PARADO en puerta
Dirección: C/ Cruz de los Canteros, 62, Barcelona (08004 Poble Sec)

Viernes 15
Demandante: BUDMAC INVESTMENTS II, S.L.U./BBVA  lanzamiento SUSPENDIDO
Dirección: Rambla Prim, 32  Barcelona (08019)

Lunes 25
Demandante: LA SAREB  lanzamiento SUSPENDIDO
Dirección: Travesera de Dalt, 67,  Barcelona

Viernes 29
Demandante: BBVA
Dirección: Mina de la Ciutat, 91-93  Barcelona (08042)

 

Desahucios por alquiler

Jueves 7
Demandante: Inmb. 6º lanzamiento #SoluciónParaNassima EJECUTADO
Dirección: Bloques de la Florida, 9, Hospitalet de Llobregat (08905)

Lunes 11
Demandante: GESCAT VIVENDES EN COMERCIALITZACIO, S.L. 3er lanzamiento #AlejandroSeQueda PARADO en puerta
Dirección: C/ Matanzas, 28,  Barcelona (08027)

Miércoles 13
Demandante: Inmb. #SoluciónParaFarida PARADO en puerta
Dirección: Av. Ponent, 40, Hospitalet de Ll. (08905)

Jueves 14
Demandante: Inmb. #SoluciónParaPhikria PARADO en puerta
Dirección: C/ Occidente, 50, 1º 2ª, Hospitalet de Ll. (08904)

Viernes 15
Demandante: Inmb. 3er lanzamiento SUSPENDIDO
Dirección: C/ Pere IV, 117,  Barcelona (08018)

Jueves 21
Demandante: Inmb.
Dirección: Avda. Gran Vía, 11, Hospitalet (08908)

Demandante: Inmb. #SoluciónParaPhikria 2o lanzamiento
Dirección: C/ Occidente, 50 Hospitalet de Ll. (08904)

 

DESAHUCIO ABIERTO PRIMERA QUINCENA DE NOVIEMBRE

Demandante: Inmb. 3er lanzamiento #SoluciónParaCecilia EJECUTADO
Dirección: C/ Autonomía, 13-15, Barcelona (08014 Sants)

Desahucios por ocupación

Martes 5
Demandante: BUILDINGCENTER (CAIXABANK) 6º lanzamiento #GabrielSeQueda PARADO en puerta
Dirección: C/ Berenguer de Palou, 51, Barcelona (08027)

Jueves 7
Demandante: JOSTE IBERICA, S.L. SUSPENDIDO
Dirección: C/ Conveni, 48, Barcelona (08016)

Lunes 11
Demandante: Banco de Sabadell, S.A. #SilvaineSeQueda PARADO en puerta
Dirección: C/ Consell de Cent, 450-452, Barcelona (08013)

Jueves 12
Demandante: LA SAREB #JulietteSeQueda PARADO en puerta
Dirección: C/ Burgos, 68, Barcelona (08014 Sants)

Miércoles 20
Demandante: LA SAREB #ValentinaSeQueda PARADO en puerta
Dirección: C/ Llançà, 29, Barcelona (08015)

Viernes 22
Demandante: BUDMAC INVESTMENTS II, S.L.U.
Dirección: C/ Premià, 10, Barcelona (08014 Sants)

Lunes 25
Demandante: BUILDINGCENTER. S.A.U.
Dirección: C/ Miquel Romeu, 70, Hospitalet de Ll. (08902)

Demandanet: BBVA 3er lanzamiento
Dirección: Calderón de la Barca, 39  Hospitalet de Ll. (08906)

¡Si se puede Stop desahucios! Noviembre 2019
PorPAH_Bcn

Reventemos las burbujas para poder garantizar el derecho a la vivienda

Ante la nueva campaña electoral, gobierne quien gobierne, garantizar el derecho a la vivienda y aplicar las medidas necesarias para acabar con la emergencia habitacional y los desahucios debe ser una prioridad

Arranca una nueva campaña de elecciones generales, la cuarta en cuatro años, que no hace más que reafirmar lo que realmente preocupa a la clase dominante, mantener su estado de bienestar sin importarles el del resto de la ciudadanía, al tiempo que son incapaces de formar un Gobierno, y por el camino nos tenemos que seguir enfrentando a una vulneración sistemática de nuestros derechos y a reformas de maquillaje puramente electorales.

Desde la PAH llevamos una década defendiendo el derecho a la vivienda y su función social,  proponiendo cambios legislativos y estructurales que los garanticen. Hemos logrado avances a nivel municipal, ganar leyes autonómicas y registrar una Ley de vivienda integral en el Congreso, que no avanzó por el bloqueo crónico de PP y Ciudadanos. Las movilizaciones y presión social han sido lo suficientemente potentes y sostenidas en el tiempo como para lograr pequeños avances, como la reforma de la LAU y las que se incluyeron en  la ley hipotecaria; insuficientes debido a la falta de contundencia del PSOE, que dejó pasar una oportunidad histórica de frenar la emergencia habitacional y reventar las burbujas de alquiler y de hipotecas. Unas reformas que en ningún momento recogían medidas que atacaran el problema de raíz, para seguir siendo medidas de favor a la banca y a los fondos de inversión. En resumen, seguir tratando un derecho fundamental, la vivienda, como una mercancía con la que especular en beneficio de unos pocos.

Este verano, Pedro Sánchez tomó prestado un turno de lavado de cara reuniéndose con actores sociales para tratar distintas problemáticas y  recoger propuestas planteadas en esas reuniones. La PAH fue invitada a una de estas sesiones y presentamos nuestro plan de choque con propuestas para enfrentar urgentemente  la grave crisis de emergencia habitacional, así como el Derecho de acceso a la Vivienda en España.

No podemos permitir que se sigan produciendo 60.000 desahucios al año, que no se fomente la creación de vivienda pública y social, que la vivienda vacía en manos de la banca se siga vendiendo a fondos buitre o que no se regule el precio de los alquileres, mientras miles de familias están angustiadas por la falta de horizonte habitacional.

Por eso exigimos medidas como:

  • La suspensión temporal de los desahucios hasta que las Administraciones Públicas  puedan garantizar el acceso a una vivienda adecuada.
  • El cumplimiento de Tratados Internacionales, y su prevalencia sobre la legislación nacional que desahucia sin alternativa habitacional. Se deben aprobar urgentemente medidas que obliguen al acatamiento judicial/estatal de las peticiones de suspensión de desahucios, emitidas por el Comité DESC de Naciones Unidas.
  • La anulación total de los desahucios con fecha abierta. Es necesaria una revisión de la LEC que evite la reinterpretación de algunos jueces, aumentando la angustia y evitando la defensa de la vivienda.
  • La ampliación de la moratoria de desahucios, que finaliza en mayo del 2020, y mejora de sus protocolos de acceso.
  • La renovación obligatoria de los contratos de alquiler social si la familia sigue estando en situación de vulnerabilidad.
  • La regulación y limitación de los precios del alquiler, en consonancia con los ingresos de la unidad familiar, otorgando a los ayuntamientos la capacidad de establecer precios vinculantes.
  • El incremento creciente en los Presupuestos Generales del Estado para vivienda, hasta alcanzar el 3,5% del PIB, en inversiones que garanticen su función social de forma permanente.
  • Impedir la venta de vivienda pública por norma legal.
  • Medidas legales que otorguen a las Administraciones Públicas el derecho de tanteo y retracto sobre las ventas de lotes de vivienda que realicen los bancos, y que normalmente acaban en manos de fondos buitre.
  • La cesión obligatoria de las viviendas vacías que posea la banca rescatada, con especial hincapié en Bankia y la SAREB. Hacerlo de forma inmediata en zonas tensionadas. 
  • Que a todos los grandes tenedores de vivienda que hayan obtenido fondos públicos, bien por rescate, bien por ayudas o exenciones fiscales, se les reclame su deuda en vivienda.
  • Que las SOCIMIS y fondos buitre paguen su correspondiente impuesto de sociedades y se estudien medidas para modular/evitar los efectos especulativos de sus prácticas.
  • Penalizaciones a la vivienda vacía en manos de grandes tenedores.
  • Que se determine de una vez por todas la ilegalidad de las cláusulas abusivas, como dictan las sentencias del Tribunal europeo.
  • La limitación de la responsabilidad al bien hipotecado y la dación en pago como fórmula natural de resolución de impagos por causas demostrables y ajenas a la voluntad del deudor. Por una ley de segunda oportunidad que suponga la integración social frente a la muerte civil que supone el sobreendeudamiento de por vida.
  • Una Ley Estatal de Vivienda basada en la Ley Vivienda PAH y la Ley 24/2015 catalana, fruto de una ILP aprobada por unanimidad en el Parlament.

Basta de excusas. Basta de burbujas especulativas que nos ahogan y niegan nuestro derecho a vivir dignamente. Llegó el momento de cambiar las reglas del juego y, gobierne quien gobierne, lograr una legislación que nos ampare y garantice una vivienda digna, asequible y estable a la que todas podamos acceder y mantener. Hay que hacer justicia a las familias que han perdido su hogar desde 2008, que no se siga repitiendo la situación, facilitar que nuestros jóvenes puedan independizarse y crear sus proyectos de vida o que nuestros mayores no vean cómo pierden su hogar tras años de sacrificio.

#ReventemosLasBurbujas

PorPAH_Bcn

Exigimos a las tres administraciones públicas la rehabilitación de viviendas vacías para acabar con la emergencia habitacional

Los colectivos de vivienda salimos a la calle a señalar y denunciar que tres administraciones públicas mantienen edificios vacíos para su especulación ante una situación de falta de vivienda social

Hoy 31 de octubre de 2019 los colectivos que defendemos el derecho a la vivienda denunciamos a tres administraciones públicas con edificios en propiedad vacíos que podrían ser rehabilitados y destinados a vivienda social para dar respuesta a la emergencia habitacional crónica que padecemos. Exigimos la movilización de estos edificios y locales para rehabilitarlos y destinarlos al actual insuficiente parque de vivienda social que necesitan las familias.

Sólo en Cataluña hemos sufrido 3.557 desahucios durante el primer trimestre de 2019. Actualmente, solo en Barcelona, hay 600 familias que se encuentran realojadas indignamente en albergues o pensiones y 1.500 familias de Cataluña en lista de espera de la Mesa de emergencia, con una media de espera de casi dos años, cifras totalmente inadmisibles. Mientras tanto, las familias que han sufrido un desahucio son realojadas, muchas de ellas fuera de sus barrios, sin cocinas y con baños compartidos, sin tener en cuenta las necesidades familiares, espacios para el estudio de los niños o incluso muchas de ellas sin cumplir con unos mínimos de higiene.

Las soluciones aportadas para poner fin a esta situación por parte del Gabinete de Crisis, formado gracias a la presión de los colectivos de vivienda, han sido del todo insuficientes hasta el momento. El Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Cataluña y la Delegación del Gobierno del Estado han dado la espalda a las familias en las tres reuniones mantenidas hasta el momento, con unas propuestas totalmente insuficientes y sin concreción de presupuestos ni calendario de actuación, demostrando así un nulo compromiso con la sociedad.

Recordemos que la Ley 24/2015, fruto de una iniciativa legislativa popular y aprobada por unanimidad por todos los partidos políticos en el Parlamento de Cataluña obliga a las administraciones a ofrecer un realojo digno a las familias. Así pues, exigimos unas administraciones valientes, que cumplan la Ley, que estén al lado de la ciudadanía y aporten soluciones reales y efectivas pensando en la grave situación de las familias. Es cuestión de voluntad política el poner freno a la emergencia habitacional.

La realidad que vivimos los colectivos de vivienda en nuestras asambleas es insostenible. Las familias no pueden esperar más. Nosotras seguiremos al lado de la ciudadanía, defendiendo nuestros derechos y vigilando para que se garanticen, a menudo materializándolos nosotras mismas ante la inacción de las administraciones, facilitando alternativas mucho más dignas que las suyas. No cederemos hasta hacer realidad estos derechos. Porque hay vidas en juego.

En la última reunión con el citado Gabinete de Crisis, nos fuimos anunciando que nos veríamos en las calles, motivo por el que estamos hoy aquí y continuaremos mientras no se dé un realojo digno a las familias que lo necesitan.

En la acción de denuncia de hoy hemos participado diferentes colectivos que trabajamos por el derecho a la vivienda: Resistim al Gòtic, 500×20, Grup d’Habitatge de Sants, Oficina d’Habitatge de Gràcia, PAH Barcelona, Xarxa de Suport Mutu Trinitat Vella y Associació de Veïns i Veïnes de la Sagrada Família.

PorPAH_Bcn

[CONVOCATORIA] El 6 de noviembre súmate a la flahsmob reventemos las burbujas por el derecho a la vivienda

Porque las únicas burbujas que queremos son las de jabón

La vivienda nos afecta a todas y acceder a ella o mantenerla cada día es más misión imposible.

Por ello, el 6 de noviembre saldremos a la calle a reventar todas las burbujas ¡Porque tan solo deberían existir las de jabón!

Después de 4 elecciones en 4 años, la 5ª no puede ser sin derecho a la vivienda. Salgamos a las plazas a exigir responsabilidad política, a exigir que garanticen el derecho de todas a la vivienda.

Si los cuidados no se ponen en el centro, si no cambia el sistema y si dejamos que los lobbies financieros gobiernen por encima de los Derechos Humanos y fundamentales, ya hemos visto el mundo que nos queda por vivir.

Sabemos que juntas y organizadas somos capaces de hacer posible lo imposible. Para ello, que nos vean y nos escuchen.

Convocamos a una flashmob en las plazas de muchas ciudades, iremos actualizando aquí las convocatorias

PorPAH_Bcn

No te quedes en casa o te quedarás sin ella

El precio abusivo del alquiler es una realidad que afecta a todas las inquilinas e inquilinos, vulnerables o no. Acabar con esta especulación que ya provoca el 66% de los desahucios diarios solo depende de la movilización de la sociedad para presionar y obligar al Gobierno a una reforma de la LAU que pinche la raíz del problema

Hoy la PAH nos hemos movilizado por todo el Estado para denunciar a los culpables de la actual burbuja del alquiler, las causas que nos han llevado a ella y las soluciones que llevamos exigiendo hace años para pincharla.

Hablamos de una situación que afecta a la totalidad de la gente que vive de alquiler, ya no es solo una cuestión del sector más vulnerable de la sociedad. Con los sueldos de hoy y los precios del alquiler cada vez más altos, en algunas zonas ya superiores a un salario medio, el mantener el alquiler o el poder acceder a él para formar un proyecto de vida se ha convertido en un lujo que ataca directamente al derecho a una vivienda digna.

Desde la estafa mal llamada crisis ‒que dejó sin hogar a más de 800.000 familias vía ejecución hipotecaria‒ a la burbuja del alquiler, causa del 66% de los 162 desahucios diarios que siguen produciéndose a día de hoy, hablamos de una emergencia y drama social que no ha sucedido de la noche a la mañana.

La pésima gestión política en materia de vivienda, la inversión 0 en vivienda social y la alfombra roja a los fondos buitre, han patrocinado la especulación de un derecho tan básico como la vivienda. Eso ha provocado la inexistencia de alquileres asequibles, la inestabilidad de los contratos, la inexistencia de un parque público de vivienda.

Desde la PAH llevamos años denunciando esta situación y ofreciendo alternativas para hacer del mercado del alquiler una opción real y asequible para todas. Medidas reales y no de maquillaje como las elaboradas por el Gobierno, más interesado en defender el bienestar del sistema financiero que el de las familias.

  • Aumentar el parque de vivienda pública destinada a alquiler.
  • Renovación obligatoria de los contratos de alquiler social.
  • Regulación y limitación de los precios del alquiler.
  • Impedir la enajenación de  vivienda pública por norma legal.
  • Medidas legales que otorguen a la Administración Pública pertinente el derecho de tanteo y retracto sobre las ventas de lotes de vivienda que realicen los bancos, y que  normalmente acaban en manos de fondos buitre.
  • Control del alquiler turístico y cualquier tipo de especulación
  • Obligatoriedad de los grandes  propietarios de vivienda a ofrecer alquiler social antes de ordenar un     desahucio.
  • Cesión obligatoria de las viviendas que posea la banca rescatada; y que a todos los grandes tenedores de vivienda que hayan obtenido fondos públicos, bien por  rescate, bien por ayudas o exenciones fiscales, se les reclame su deuda en  vivienda.
  • Fin de los privilegios fiscales en materia de vivienda para las SOCIMIS y fondos de inversión.

Estas son nuestras soluciones, ahora falta la voluntad política para llevarlas a cabo.

Queremos hacer un llamamiento a todas las inquilinas, que se acerquen a su PAH más cercana. Solo de forma colectiva y organizada seremos más fuertes. No poder pagar el alquiler no es un capricho, no te sientas culpable por ello. Los culpables son los que han hecho de la vivienda un negocio. Bancos, fondos buitre y el sistema político y judicial. En la PAH llevamos 10 años peleando contra estas injusticias y para revertir la situación. Sabemos que juntas y organizadas ¡Sí Se Puede! Por esto, si no puedes pagar tu alquiler, se acaba tu contrato, quieren hacerte una subida inasumible, o directamente no quieren renovarte, ¡no te quedes en casa o te quedaras sin ella!  Ven e infórmate.

PorPAH_Bcn

Acción de la PAH Barcelona al BBVA para cambiar las reglas del juego

Señalizamos y denunciamos a BBVA como uno de los mayores exponentes de la estafa bancaria que se dedica a desahuciar para luego vender los pisos a fondos buitre como Cerberus, Divarian o Haya Real State

 

Hoy PAH Barcelona ocupamos una oficina del BBVA, en defensa de las familias de nuestra asamblea que esta entidad quiere dejar en la calle sin ningún tipo de alternativa y con el único propósito de especular con sus viviendas.

El BBVA es uno de los bancos que mayor rentabilidad ha sacado desde 2008, momento en que estalló la crisis inmobiliaria y tras el rescate bancario con dinero público, el nuestro, del cual el BBVA se benefició con 13.005 millones de euros. Un rescate que, en total, nos costó 62.000 millones de euros, sin ningún tipo de contraprestación social y que solo se ha recuperado el 7%, y ya podemos dar por perdido el resto. Esto pasaba mientras se producían más de 80.000 ejecuciones hipotecarias ‒desde los inicios de la crisis a día de hoy‒ y los bancos acumulaban 3 millones y medio de vivienda vacía al tiempo que España no dispone de un parque público de vivienda social y asequible para hacer frente a la situación de emergencia habitacional ofreciendo alquileres sociales a las familias desahuciadas o en situación de precariedad.

Sería de justicia que estas viviendas se utilizaran para devolver el dinero del rescate y así poder rescatar a las personas, ampliar el parque de vivienda social y dar alternativas ante la pérdida de un hogar. ¡Pero no! BBVA se está dedicando a vender su cartera de pisos a fondos buitre como Cerberus, Divarian o Haya Real State, sin importarle que los pisos estén vacíos o no. Toda una jugada a las familias que fueron estafadas, para sacárselas de encima y dificultarles la esperada solución que les garantice una segunda oportunidad. Con esto, se sacan lo que llaman activos tóxicos, suman beneficios con la venta y cierran la puerta a las renovaciones de los alquileres sociales que están finalizando. El BBVA se lava las manos ante esto, y Cerberus, Divarian, Haya Real State están cerrados a esta posibilidad, ya que han comprado las viviendas para especular con ellas e hinchar la burbuja del alquiler.

PAH Barcelona no podemos tolerar más tal vulneración del derecho a la vivienda y vamos a estar movilizadas mientras haya historias como las de Luis Enrique, Niculina, Tania, Jaime, Aziz… que lo único que quieren es que se les haga justicia y se les permita poder seguir manteniendo un techo donde vivir, ya sea con condonaciones de deuda, con daciones en pago o con alquileres sociales.

Decimos basta a la especulación y a que un derecho fundamental como la vivienda sea tratado como una mera mercancía en manos de bancos y fondos de inversión, sin tener en cuenta las consecuencias y el sufrimiento que esto conlleva a las familias.

PorPAH_Bcn

No somos mercancía en manos de inversores inmobiliarios y fondos buitre

Ante la celebración del Barcelona Meeting Point, el mayor encuentro del sector inmobiliario, habla la PAH sobre el derecho real a la vivienda y cómo en esta feria se promueve todo lo contrario

Un año más el sector inmobiliario se viste con sus mejores galas para celebrar su feria por excelencia y para seguir especulando con nuestras vidas y un derecho fundamental como la vivienda. Qué esperar de un evento donde podemos encontrar a todos los fondos buitre y socimis que están colonizando nuestras ciudades, al tiempo que nos desahucian y expulsan de ellas para convertirlas en su parque de negocios particular, acompañados de inmobiliarias, APIs y bancos que tanto han hecho para facilitarles el camino y hacerse de oro en el proceso.

Estas últimas semanas ha sido indignante seguir su campaña de marketing hablando de vivienda sostenible o de sus conferencias sobre el derecho a la vivienda. ¿Pretenden venir ahora con ese cuento? Estamos hablando de los culpables de la burbuja que nos ahoga y nos niega una vida digna. Los culpables de aprovecharse de la falta de una legislación justa sobre vivienda, para su propio beneficio, sin importarles las consecuencias en el bienestar de la gente que solo quiere acceder o mantener un hogar. Culpables de privatizar el parque público de vivienda y dejarnos sin vivienda social y asequible. Culpables de los 162 desahucios diarios y acaparar en su poder los pisos de las familias desahuciadas para especular con ellos.

Los distintos gobiernos de este país han puesto la alfombra roja a esta situación y son tan culpables como cómplices. Les han dado tanto poder, que se pueden permitir con amenazas y mentiras,  que a día de hoy falte altura política para una reforma de la LAU, o la ley hipotecaria que deje de velar por sus intereses y vele por los nuestros. No podemos permitir tal vulneración al derecho a la vivienda. 

Desde la PAH hacemos un llamamiento a la movilización, a la desobediencia, para afrontar y revertir la situación; y a asistir a nuestras asambleas, el único espacio donde sí se habla del derecho a la vivienda real, en todas sus connotaciones, y donde se trabajan las verdaderas soluciones para que todas tengamos acceso a un hogar digno, asequible y estable.

No te quedes en casa o te quedarás sin ella, contacta con nosotras. Juntas lograremos cambiar las reglas del juego. Solo la conciencia y movilización social lo puede hacer posible. No descansaremos hasta conquistar el derecho a techo que nos están negando, y solo lo lograremos siendo nosotras las que expulsemos de nuestras ciudades a Blackstone, Cerberus, Divarian, Anticipa, Talismán y tantos y tantos otros que están montando sus paraísos fiscales con nuestras vidas.

#NoSomosMercancía

PorPAH_Bcn

La PAH siempre defenderemos los derechos civiles y nuestras libertades

Ante la sentencia conocida hoy del juicio del Procés

Hoy hemos sabido todas de una sentencia que condena a la cárcel a nueve catalanas por ejercer su derecho a votar. En el texto que las condena encontramos que el delito de sedición se comete ahora “también cuando los agentes tienen que claudicar y desistir de cumplir la orden judicial de que son portadores ante la constatada actitud y oposición a su ejecución por un conglomerado de personas en clara superioridad numérica”.

Desde la PAH llevamos más de 10 años ejerciendo la desobediencia civil a diario para frenar el drama que suponen los desahucios en este Estado. Es por ello que vemos con preocupación el retroceso de nuestros derechos que significa la sentencia a los presos y presas políticas catalanas que el Tribunal Supremo ha hecho pública hoy.

¿Penar con prisión a personas por ejercer sus derechos? ¿Es sedición manifestarse para desobedecer una orden judicial? ¿Es entonces sedición concentrarse para parar un desahucio?

Nosotras seguiremos en la calle parando desahucios y desobedeciendo leyes injustas, y si para la justicia esto es sedición, seremos sediciosas.

Es la hora de estar en la calle y defender nuestros derechos. En un momento de retroceso como el actual es necesario estar más organizadas que nunca.

Este Estado es hoy un poco más injusto y un poco menos libre. Si votar es sedición, si desobedecer es sedición, seremos sediciosas cada madrugada que nos encuentre en un portal impidiendo un desahucio, cada vez que ocupemos una sucursal bancaria y cada vez que señalemos a los responsables. Vienen a por todas y no es hora de ponerse de perfil.

Porque en la calle y con la desobediencia civil, ¡SÍ SE PUEDE!

PorPAH_Bcn

Hoy, Día Mundial del Hábitat, poco que celebrar y mucho por hacer

Con 172 desahucios ejecutados diariamente en el primer trimestre de 2019 en España y 2.381 desahucios tan solo en Barcelona en 2018, según los datos del Consejo General del Poder Judicial, tenemos claro que no hay nada que celebrar y sí mucho trabajo por hacer para revertir esta grave situación

Hoy lunes 7 de octubre, como cada primer lunes de octubre, se celebra el Día Mundial del Hábitat, designado por las Naciones Unidas desde 1985 para reflexionar sobre el estado de nuestros pueblos y ciudades y sobre el derecho básico de todas a una vivienda adecuada.

Ante esta señalada fecha, la PAH de Barcelona ponemos de manifiesto que es urgente que las administraciones competentes en materia de vivienda, ayuntamientos, Gobiernos Autonómicos y Gobierno de España, desarrollen políticas públicas para garantizar el derecho a la vivienda a toda la ciudadanía. Cada una de ellas según sus competencias pero a la vez en colaboración entre sí. Ante situaciones excepcionales son necesarias soluciones novedosas e innovadoras que solo se conseguirán con medidas valientes, pensando en las personas y no en los grandes bancos y fondos de inversión.

En nuestro ámbito más cercano, tan solo en Barcelona hay 600 familias realojadas indignamente en pensiones o albergues, muchas de ellas con una evidente falta de higiene o seguridad y sin tener en cuenta sus necesidades más básicas. Sin nevera ni espacios de descanso o de estudio para los más pequeños. Aunque la Ley 24/2015 garantiza un realojo digno a las familias que han sufrido un desahucio, las administraciones, Ayuntamiento de Barcelona, Generalitat de Catalunya y Gobierno del Estado, están aportando soluciones insuficientes e inconcretas en algunos casos o, más grave aún, están dando la espalda a la ciudadanía, negándose a asumir ningún tipo de responsabilidad, como hemos comprobado en las últimas reuniones del Gabinete de Crisis. Muchas de estas familias vulnerables se encuentran a la espera de un piso de la Mesa de emergencia, una inadmisible espera de alrededor de dos años hasta conseguir una vivienda para ellas y sus familias.

Los grandes fondos de inversión, como Blackstone, están expulsando a las vecinas de sus casas y precarizando nuestras ciudades y trabajos. Ya no solo adquiriendo propiedades inmobiliarias, sino adquiriendo hoteles y empresas logísticas o de juego. Desde el inicio de la crisis llevan invertidos en España 20.000 M € (5.420 M € solo durante el 2018), con el único objetivo de comprar a precios irrisorios para especular con nuestras viviendas. 

Incluso la relatora de vivienda de la ONU, Leilani Farha, en un reciente informe sobre Blackstone ha expresado “serias preocupaciones de que sus acciones sean inconsistentes con la legislación internacional de los derechos humanos con respecto al derecho a la vivienda y su responsabilidad de respetar los derechos humanos”.

Blackstone, además, se está negando a renovar los alquileres sociales que las familias vulnerables habían conseguido gracias a la Ley 24/2015 tras haber sufrido un desahucio. Después del alquiler firmado por tres años, ahora estas familias se encuentran ante la negativa de la compañía a ofrecerles una solución, y con la incertidumbre y sufrimiento de verse de nuevo en la calle sin ningún tipo de alternativa. La situación de estas familias no ha cambiado en estos tres años, por lo tanto, desde la PAH y por justicia social exigimos que estos contratos sean renovados automáticamente.

El parque público de vivienda en España sigue siendo totalmente insuficiente. Con un vergonzoso 1,5% de vivienda pública frente a países del entorno europeo como Austria, que se situa en torno al 20%, las familias se encuentran en una situación de inseguridad residencial que es necesario afrontar con medidas estructurales. Por ejemplo, que la vivienda de protección oficial (VPO) fuese de alquiler e indefinida, de esta manera en Barcelona tendríamos un parque público del 39% en vez del 1,6% actual.

Estos son solo algunos de los graves problemas habitacionales contra los que nos enfrentamos diariamente en nuestras asambleas, pero hay muchos más. Desde la PAH tenemos unas demandas muy claras para revertir esta situación, que hemos trasladado, tanto al Ayuntamiento de Barcelona como a la Generalitat de Cataluña, una vez recuperada íntegramente la Ley 24/2015 el pasado mes de febrero. Así como también trasladamos al Gobierno de España y a Pedro Sánchez una propuesta de plan de choque, junto con las ‘Propuestas de la PAH para abordar urgentemente la grave crisis de emergencia habitacional’. Mientras esta grave situación de emergencia habitacional la sufren las familias diariamente, las respuestas de las administraciones competentes están siendo totalmente insuficientes. Desde la PAH tenemos claro que es cuestión de voluntad política. Es necesario que nuestros políticos, que hemos elegido democráticamente, estén del lado de la ciudadanía, sobre todo de aquellas familias más vulnerables. Y mientras esto no sea así, nos encontrarán de frente.

Los datos oficiales, como los del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) marcan una nefasta realidad, pero no es la única. Existe una realidad verde, de pulso continuo frente a los lobbies económicos. Somos miles de personas parando desahucios cada día y autotutelando nuestros derechos. ¡Sabemos que sí se puede! Porque hemos hecho posible lo imposible miles de veces, arrancando daciones en pago, cambiando leyes y recuperándolas, conquistando el 30% de nuevas promociones para que se destinen a vivienda asequible, consiguiendo alquileres sociales, recuperando viviendas en manos de fondos buitre, y centenares de victorias más.

Y sobre todo, hemos sido capaces de generar  un movimiento ciudadano de cuidados, de solidaridad y de defensa de derechos humanos, que por mucho que algunos partidos políticos y banksters nos hayan querido eliminar, aquí estamos, más vivas y guerreras que nunca, para hacer cumplir el art. 47 de la Constitución Española y el art. 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por eso, hoy celebramos el Día Mundial del Hábitat, para que frente a cualquier vulneración de este derecho nos levantemos y organicemos para que nuestros derechos en materia de vivienda estén garantizados. Desde la PAH no vamos a permitir que estos se vulneren, y vamos a seguir luchando para defenderlos, como venimos haciendo desde hace más de 10 años. Porque sabemos que somos muchas, que estamos organizadas y que ¡ Se Puede!