Archivo de etiquetas caixabank

PorPAH_Bcn

#enCAIXAdes, una nueva acción fotográfica en colaboración con el Colectivo Enmedio

Hoy por la mañana nos plantamos delante de una sucursal de Caixabank y mientras Kerly intentaba negociar su alquiler social de 7 años, otras estábamos fuera contando la verdadera historia a los viandantes y a los medios de comunicación que se acercaron.

Creamos un dispositivo de acción fotográfica capaz de dar visibilidad a la situación de Kerly (y de muchas personas más) a partir del uso de la fotonovela. Vidas “encaixades” (encajadas), con un lugar asignado en la sociedad que no pensamos aceptar. Decidimos contar una historia que nos represente, no la historia que quieren contar de nosotras, que finalmente es la historia de muchas familias engañadas y estafadas por los bancos.

La historia sigue, hoy no conseguimos los 7 años Kerly pero las acciones seguirán hasta conseguirlo. 

#SiSePuede

Gracias al Colectivo Enmedio y a todas las que asististeis al TAF donde surgió la idea de esta acción fotográfica, por hacerla realidad.

#enCAIXAdes
PorPAH_Bcn

Caixabank no solo vulnera derechos fundamentales, también incumple las leyes

Caixabank es una de las entidades bancarias que más intenta cuidar su buena imagen con infinidad de campañas de publicidad y sobre todo a través de su Obra Social La Caixa. Pero la realidad es otra muy diferente, y las prácticas antisociales y la vulneración de derechos fundamentales como el de la vivienda, forman parte de su día a día como cualquier otro banco

Hoy PAH Barcelona ocupamos una oficina de Caixabank para exigir una solución para Kerly, a quien le están negando el alquiler social y la condonación de la deuda tras haber sido doblemente estafada, por la entidad y por la inmobiliaria que gestionó en su momento la compra de su hogar, un antiguo local comercial convertido en vivienda pero sin cédula de habitabilidad. Un detalle del que nadie la informó, y ahora es el motivo principal para negarle la dación en pago.

Kerly lleva desde 2013 intentando una entrega voluntaria de llaves al no poder afrontar el pago de la hipoteca, pero Caixabank le ha estado negando toda alternativa y finalmente, en octubre de 2017, la vivienda fue subastada y pasó a ser propiedad del Building Center, inmobiliaria de la propia Caixabank. Actualmente la ha vendido a Coral Homes, que tiene detrás al fondo buitre Lone Star. Un ejemplo claro del entramado que está realizando la mafia bancaria organizada, más interesada en seguir amasando beneficios, priorizando la venta a Socimis y fondos de inversión, por encima de los derechos de las familias que previamente habían sido engañadas con la estafa hipotecaria.

Las demandas de Kerly son de justicia y sentido común: alquiler social y condonación de deuda del remanente pendiente. Desde que empezó este periplo de angustia y lucha, Caixabank ya le ha arrebatado dos propiedades, la suya y la de su avalista, perdiendo Kerly 50.000€ en 5 años, pagando la hipoteca además de perder sus ahorros por seguir pagando, mostrando ser deudora de buena fe. Caixabank no solo le está dando la espalda, ya le ha hecho pasar por tres intentos de desahucio, suspendidos gracias a la PAH.

Tras la recuperación, el pasado 22 de febrero, de los artículos suspendidos por el PP de la Ley 24/2015, surgida gracias a una ILP impulsada por la PAH, el Observatorio DESC y la Alianza contra la Pobreza Energética, Caixabank está obligada a ofrecerle a Kerly el alquiler social, pero opta por hacer caso omiso e infringir la ley. Actualmente la ejecución hipotecaria está archivada, pero a pesar de haber presentado recurso de reposición, tras la venta a Coral Homes, cada día que pasa, Kerly está en riesgo de recibir una demanda por precario.

Recordemos que Caixabank fue una de las entidades beneficiadas por el rescate bancario con 6.465 millones de euros, sin haber dado ningún tipo de contraprestación social a ese capital, que como bien sabemos, no se dignará ni a devolver. Un dinero pagado por todas, que solo servirá para que se siga patrocinando la especulación de las viviendas en manos de la banca.

Kerly no está sola, tiene a la PAH de su lado y no desfalleceremos hasta que se haga justicia tras tantos años de mentiras y sufrimiento. Denunciamos públicamente la actitud de Caixabank y exigimos el cumplimiento de la Ley 24/2015, creada no solo para obligar a la banca a ofrecer alquileres, también para obligarles a la movilización de sus viviendas, cediéndolas a la Administración y ampliar así el inexistente parque público de viviendas, que serviría para dar respuesta a los casi 200 desahucios diarios que se siguen produciendo a día de hoy.

La PAH nació hace 10 años para defender a las familias contra la usura y la estafa bancaria. Hemos logrado miles de soluciones con desobediencia civil y pacífica, y lo seguiremos haciendo hasta lograr una legislación en materia de vivienda que realmente proteja a las familias y no al sistema capitalista, que nos está echando de nuestras casas para convertirlas en una mercancía especulativa en manos de unos pocos. 

La vivienda es un derecho para todas, decimos basta ya y exigimos solución para Kerly.

#SoluciónPAHKerly
#CaixabankDesahucia

 

PorPAH_Bcn

CaixaBank muestra hoy su verdadera cara dándole la espalda a Montse

Hoy, miércoles 14 de febrero, PAH Barcelona hemos realizado una acción a CaixaBank, calle Aragón 174, para arrancar solución para Montse, madre mono parental de familia numerosa, dispuesta a todo para que la entidad le ofrezca una solución lógica y de mínimos, como es una quita parcial de la deuda, seguir pagando su hipoteca como lleva haciendo desde 1992 y mantener su hogar.

Montse lleva largo tiempo negociando con su oficina, que siempre se ha negado a esa solución, mostrando más interés en subastar la vivienda y dejar a una familia en la calle. Recordamos las palabras de Juan Antonio Alcaraz, director general de Caixabank, tras sus vergonzosas declaraciones en las que afirmaba que los desahucios son una leyenda urbana: «Siento de verdad unas declaraciones que han sido desafortunadas en todos sus términos y que en absoluto se corresponden con lo que pienso ni con mis actuaciones profesionales a lo largo de 30 años de trayectoria en el sector, ni tampoco con los valores y el modelo de gestión de nuestra entidad». Hoy su entidad ha dejado claro que mienten más que hablan, por mucho buena cara que quieran enseñar con sus campañas y su obra social.

Si esta mañana hemos acompañado a Montse, ocupando su oficina a modo de presión ha sido por lo ninguneada que estaba siendo desde hace tiempo. Desde un principio CaixaBank ha demostrado su poca intención de negociar y facilitar la solución. Tras horas de ocupación, presión y de negociaciones intensas, finalmente a primera hora de la tarde, el recuperador de zona le ha hecho una propuesta, alejada de las demandas iniciales de Montse que pasaban por conseguir una quita. Una quita que ha seguido negándole, ofreciéndole condonarle la deuda una vez subasta la vivienda y llegado ese momento un alquiler social de 10 de años, con importe en base a la ley 24/2015. Una solución, que a pesar de la perdida de su vivienda, Montse la ha considerado y aceptado rebajando mucho su demanda, mostrando una vez más su situación de deudora de buena fe dispuesta a seguir pagando aún a riesgo de perder su hogar.

Una vez solicitada por escrito esa propuesta, la negociación se ha quemado y CaixaBank se ha negado rotundamente a concederle la propuesta hecha por uno de sus recuperadores, demostrando que todas sus palabras no son más que papel mojado, demostrando una vez la verdadera cara de una de las entidades rescatadas con dinero y que no está dispuesta a darle a ese rescate ningún tipo de contra prestación social. No solo ha cerrado las negociaciones, también han declarado sus intenciones de llamar a los Mosso d’Esquadra para poner una denuncia. ¿Denunciar tras vulnerar los derechos más fundamnetales de una familia?

PAH Barcelona, no vamos a tolerar este tipo de actuaciones y estamos dispuestas a fiscalizar a CaixaBank ante todas las PAHs con su consiguiente resultado.

Montse, engañada  e indignada, está dispuesta a demostrar por todos los medios que no es ninguna leyenda urbana, que esta muy viva y que tiene a la PAH a su lado.

Nos hemos mantenido firmes, realizando nuestra asamblea semanal mientras manteníamos la ocupación y aunque nos hemos ido sin solución, no hemos permitido que nos sacaran con los Mossos a la espalda y hemos abandonado la oficina dedicándole una conga a CaixaBank, todo un fin de fiesta para un #SanValentinDeLeyenda.

Volveremos, sin dudar, las veces que haga falta hasta conseguir solución para Montse.

PorPAH_Bcn

PAH Barcelona ocupa una oficina de CaixaBank para exigir la resolución de 4 familias a las que quieren dejar sin hogar

Las familias le recuerdan al Señor Alcaraz que sus estafas no son leyendas urbanas, son historias reales. Hoy les ponemos cara y ojos, porque no son cifras, sino personas.

Hablamos de Montse: madre que ella sola ha sacado a delante su hogar y dos hijas, teniendo que enfrentarse a las presiones de CaixaBank por querer quitarle su vivienda. Para conservar el techo bajo el que vive con sus hijas, exige una quita de la deuda y así poder seguir pagando y viviendo en su hogar.

Hablamos de Mercedes: compañera que dedica gran parte de su vida a ayudar a otras familias afectadas. CaixaBank se quedó, hace unos años, con su casa y ahora ella exige un alquiler social acorde a sus ingresos. Un alquiler que la entidad le está negando.

Hablamos de Nagma: durante años, a ella, su marido y su bebé no les han dado la solución que necesitaban y debido a su situación de inestabilidad, se ha visto obligada a vivir en su propia tienda. Ella exige una dación para quedarse sin deuda de por vida y contar con una segunda oportunidad.

Hablamos de Juanma: el edificio en el que vive con su familia ha sido comprado por CaixaBank para especular con su vivienda y la de sus vecinas. No le renuevan el contrato y exige un alquiler social.

En resumen, hablamos de especulación con un bien de primera necesidad, hablamos de desahaucios silenciosos y de expulsión de familias de sus hogares. Familias que han demostrado ser deudores de buena y su intención de seguir pagando su vivienda ,pero en base a sus ingresos.

¿CaixaBank no es esa banca ética que presume de sus donaciones sociales? Quizás ésta es la cara que mejor saben lucir, pero al tiempo, es el banco que sigue sin responder por el rescate bancario con dinero público del que se ha lucrado. Al tiempo, se llevó por 1 euro Caja Valencia y todos los bienes inmuebles que le pertenecían (aunque nunca tengan vivienda asequible o realicen quitas a las hipotecas de las familias). Al tiempo, el año pasado declarara ganancias por 1.680 millones de euros. O al tiempo, su director general, Juan Antonio Alcaraz, sea tan irresponsable como para afirmar los desahucios son un leyenda urbana. Este gesto demuestra que los valores y modelo de gestión de la entidad responden al intento de silenciar y ocultar a las afectadas de la situación de emergencia social que bancos como el suyo siguen provocando.

Las disculpas del Señor Alcaraz no nos sirven: son papel mojado mientras no hayan soluciones reales sobre la mesa. CaixaBank ha demostrado la doble cara con la que juega, pero ante ello, hoy las 4 familias de la PAH ponen su cara, ojos y cuerpo para recordarle que no son cifras, sino vidas. Montse, Mercedes, Nagma, Juanan y sus familias, se han unido para luchar por sus hogares, y sólo eso ya les hace más poderosas que CaixaBank. Hoy no nos iremos hasta arrancar las soluciones que les son de justicia.

Hoy, ellas sí son leyenda viva.

#UnSanValentínDeLeyenda

PorPAH_Bcn

Carta de PAH Barcelona al Sr. Alcaraz.

El Sr. Alcaraz nos dijo la pasada semana que los desahucios son una “leyenda urbana”. Como plataforma que se creó tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, precisamente con la voluntad de denunciar la ola de desahucios que la siguieron, para ayudar a las víctimas, para “parar” esa bestialidad que fueron y siguen siendo los miles de casos de desahucios en este país, nos quedamos anonadados con esas palabras.

¿Todas esas mañanas en las que nos hemos levantado antes de que saliera el sol para juntarnos ante la puerta de una casa antes de que llegara la comitiva judicial han sido… una leyenda? O sea ¿algo mítico, imaginario… que no ha pasado? ¿Llevamos años luchando contra algo que NO es o que sólo pasa en nuestra imaginación?

Dunia, Macela, Matías, Óscar, Susana, Blanca, Marta, Nuria, Esteban… y tantos y tantos nombres con apellidos, personas reales, de carne y hueso, que han sufrido lo que no está escrito en el proceso de luchar por quedarse en sus casas… todas esas imágenes, horas y horas grabadas, que hemos ido acumulando estos años, de gente armada con una camiseta verde enfrentándose a policía, a notarios, a banqueros, a jueces… ¿Son mentira? ¿Nos lo hemos inventado? Las cifras, las noticias, las convocatorias para unirnos a parar esa injusticia… ¿han formado parte de una “leyenda”?

Una ”Leyenda urbana» es, Sr, Alcázar, que había cocodrilos en las alcantarillas de NY. Que sepamos, nadie llegó a verlos. O una leyenda, quizás no tan urbana, es que hay un monstruo en el lago Ness… una foto borrosa, rumores de avistamientos, nada que pueda demostrarse.
Las leyendas no tienen testigos, pruebas, víctimas…

No hay «leyendas» con cifras, imágenes, nombres, apellidos, dolor y sufrimiento tan reales y palpables como sí tienen los desahucios.
El dolor, el sufrimiento y la lucha de tantas familias puede llamarse “Tragedia urbana”, “Drama urbano” “Injusticia Urbana” “Estafa” “Timo” “VerGüenza Urbana”… pero ¿leyenda?

Llamarlo «leyenda» es un insulto a la razón y un insulto a miles de familias que lo vivieron y lo siguen viviendo. Y a miles de ciudadanos y ciudadanas que lo han visto con sus propios ojos, o lo han sufrido a través de amigos o familiares cercanos.

Debería darle vergüenza, Sr Alcaraz, llamar leyenda a algo que ha destrozado vidas. A algo que ha provocado hasta suicidios, depresiones en niños y niñas, ataques de ansiedad, adicciones… A algo que ha creado un trauma no sólo en quienes lo han vivido sino en toda una sociedad.

Le exigiríamos que se tragara cada una de sus palabras, que sintiera vergüenza, que pidiera perdón. Pero como sabemos que debe de ser una persona altiva, incapaz de empatizar, incapaz de ponerse en el lugar de los demás, le hacemos una invitación real y sincera: venga a ver con sus propios ojos que lo que usted llama “leyenda” y es una realidad. Venga a una de nuestras reuniones. Escuche la voz de las familias que llegan desesperadas porque han recibido una orden de desahucio que de “legendaria” no tiene nada. Venga a escuchar los cientos de testimonios que le harán ver cómo engañaron los bancos a miles de personas, cómo hay empresas que se dedican a acosar día y noche a los “morosos”, cómo han crecido los desahucios por alquiler al ritmo que los alquileres suben en una ola de especulación que tampoco tiene nada de “leyenda”.

Venga un día, y, si tiene valor, coja el micrófono, mírenos a los ojos y atrévase a decirnos a nosotros y nosotras, a las víctimas, que los desahucios no han sido, no son, más que una “leyenda urbana”.