Valoración de PAH Barcelona de las medidas en materia de vivienda tomadas por el Ayuntamiento de la ciudad a raíz de la crisis del COVID-19

PorPAH_Bcn

Valoración de PAH Barcelona de las medidas en materia de vivienda tomadas por el Ayuntamiento de la ciudad a raíz de la crisis del COVID-19

Valoramos las medidas del Ayuntamiento de Barcelona con ánimo de ser constructivas y de poder ayudar con propuestas que creemos que beneficiarían a más familias que se puedan encontrar en situación de inseguridad residencial actualmente

Llevamos semanas en una situación extraordinaria debida a la pandemia por el coronavirus. Desde el 14 de marzo, en que el Gobierno de Pedro Sánchez declaró el estado de alarma, la situación en los municipios y en los miles de hogares ha comportado y comportará consecuencias económicas importantes.

Situaciones de pérdida de ingresos que se suman a las ya existentes antes de la pandemia, y es que desde 2008 estamos viviendo otra pandemia, como es la de los desahucios, y prevemos que se incrementen una vez finalice esta situación, si las administraciones correspondientes no abordan la situación de emergencia como es debido.

Desde la PAH de Barcelona hemos analizado con detalle las medidas que ha impulsado el Ayuntamiento de Barcelona en materia de vivienda en el contexto de la crisis del COVID-19, con ánimo constructivo y de poder ayudar con propuestas que creemos que beneficiarían a más familias que se puedan encontrar en situación de inseguridad residencial actualmente, o puedan encontrarse en un futuro próximo, dada la grave situación que estamos sufriendo.

En resumen, las medidas que ha impulsado el Ayuntamiento de Barcelona son las siguientes:

Moratoria alquiler IMHAB 

  • Moratoria de las cuotas de alquiler de las viviendas gestionadas por el IMHAB (Instituto Municipal de la Vivienda y Rehabilitación) durante los meses de abril, mayo y junio de 2020.
    A partir de julio de 2020, se prorrateará en los 18 meses siguientes, entre julio 2020 y diciembre 2021 los importes de las cuotas de los alquileres.
  • Revisión de las cuotas de alquiler de vivienda para familias con reducciones significativas de ingresos a raíz de la crisis del Covid-19 y rebaja para adecuarlas a la nueva situación económica en la que se encuentren. Esta revisión también afectará a los 250 pisos gestionados por Hàbitat 3.
  • Ayudas para los inquilinos de pisos de la Bolsa de Alquiler de Barcelona (891 viviendas). Deberán comunicarlo previamente al IMHAB.
  • Aplicación de la moratoria y prorrateo a 1.400 VPO (Viviendas de Protección Oficial) en régimen de propiedad promovidos por el IMHAB.
  • Aplicación de la moratoria a los 400 locales comerciales de los bajos de los edificios promovidos por el IMHAB.
  • Estas ayudas beneficiarán a un total de 11.689 inquilinos del IMHAB con una partida extraordinaria de 3,5 millones de euros.

Desde la PAH de Barcelona valoramos que esta medida puede ser positiva inicialmente para las familias que realmente no puedan continuar pagando su alquiler debido a la falta de ingresos provocada por la crisis del COVID-19, pero queremos manifestar que se deberían aclarar mejor los criterios y/o requisitos que deben cumplir las familias que podrán beneficiarse, así como de la posible condonación del pago. 

La parte burocrática que supondrá estos trámites no debe ser una excusa para llevar a cabo esta gestión. Pedimos agilidad y recursos para hacer frente a la avalancha de tramitaciones una vez finalice el estado de alarma, y que ninguna familia se pueda ver perjudicada por estos trámites y se vea obligada a realizar un impago antes de poder completar el procedimiento.

A la vez queremos poner de manifiesto que los precios del IMHAB no corresponden a los baremos de la Ley 24/2015, precios que llevamos denunciando que son superiores a lo que la Ley prevé y que, por ejemplo, para una familia con 300 € mensuales de ingresos familiares cada euro cuenta. Pedimos que el precio total del alquiler de las familias vulnerables quede enmarcado dentro de los niveles del 10%, 12%, 18% de los ingresos familiares que marca la Ley 24/2015 y no se sumen costes extraordinarios como los gastos de comunidad al precio final.

Una medida similar ha puesto en marcha también la Generalitat de Cataluña, a la que evidentemente le queremos hacer llegar nuestras preocupaciones y dudas. En este sentido, el Gobierno catalán ha aprobado una moratoria en el pago del alquiler a todas las viviendas y locales comerciales de su parque público debido a la pandemia del coronavirus. Pero no se plantea una revisión de las cuotas para las familias que hayan sufrido reducciones significativas de ingresos a raíz de la crisis del COVID-19 y rebajarlas para adecuarlas a la nueva situación económica en la que se encuentren, o la condonación total del pago para aquellas familias que hayan sufrido más esta crisis.

Atención telefónica y telemática para atender urgencias

El IMHAB ha adaptado la actividad a la situación de emergencia sanitaria manteniendo solo los servicios que se consideran esenciales:

  • Reparaciones urgentes de viviendas del parque público.
  • Servicios SIPHO (Servicio de Intervención en situaciones de Pérdida de la Vivienda y/Ocupaciones) y SPIMH (Servicio de Prevención, Intervención y Mediación en Viviendas Públicas) para situaciones excepcionales y no previsibles.
  • Atención telefónica para otras incidencias urgentes.

Valoramos positivamente que se informe a la ciudadanía de sus derechos y que se mantenga una vía para poder comunicarse para situaciones no previsibles. Es lo que en una situación normal debe funcionar y en situaciones excepcionales se debe reforzar y no detener el servicio. 

Subvenciones públicas para alquileres privados

  • Garantía de las ayudas públicas para el pago de alquileres privados (9.000 familias beneficiarias).
  • Posibilidad de enviar la fotocopia del recibo mensual por correo electrónico (habitualmente se hace mediante fotocopia en la Oficina de Vivienda) para recibir la subvención.
  • Tramitación exprés de las ayudas. Cuando se levante el Estado de Alarma, se revisarán y completarán los expedientes.

Creemos que estas medidas deben mantenerse en un futuro una vez levantado el estado de alarma, ya que suponen una mejora en la eficiencia del sistema. Este tipo de herramientas informáticas permitiría que las familias no tuvieran que desplazarse físicamente a las oficinas con los inconvenientes que ello conlleva en el día a día de las personas. 

Pedimos también que se prorroguen todas aquellas ayudas y subvenciones públicas para pagar los alquileres, tanto del Ayuntamiento como de la Generalitat y del Estado mientras dure el estado de alarma y no se abran las nuevas convocatorias para solicitarlas nuevamente.

Llamamiento a ceder pisos a la Bolsa de Alquiler

  • Llamamiento a propietarias de viviendas destinadas a usos turísticos a incorporarlos a la Bolsa de Alquiler Social de Barcelona.

Desde la PAH de Barcelona queremos hacer extensivo este llamamiento a toda la ciudadanía en general, no tan solo a propietarias de viviendas destinadas a usos turísticos a incorporarlos a la Bolsa de Alquiler Social. Es necesario que aquellas viviendas vacías y en desuso pasen al parque público, casi inexistente, de vivienda social de la ciudad. Esperamos que una emergencia como la actual nos ayude a ordenar nuestras prioridades y a repensar el modelo de sociedad que queremos, del que todas somos responsables, tanto las administraciones públicas como las empresas y la ciudadanía en general.

Dispositivo de alojamiento para personas vulnerables

  • Puesta en marcha desde el miércoles 25 de marzo del nuevo dispositivo de alojamiento en la Fira de Barcelona.
    • 225 plazas en la Feria de Barcelona, ampliables hasta 1.000 plazas.
  • Otras plazas adicionales más, distribuidas en los siguientes espacios:
    • 53 plazas en Pere Calafell, desde el viernes 20 de marzo.
    • 72 plazas en Dos de Mayo (exclusivamente para mujeres).
    • 30 plazas en un dispositivo de San Juan de Dios Servicios Sociales.
  • En total en la ciudad se han habilitado 380 nuevas plazas; contando con las que ya existían previamente hay un total de 2.580 plazas.
  • 200 apartamentos turísticos que el Ayuntamiento alquilará durante los próximos dos meses, dirigidos a mujeres víctimas de violencia machista, familias con niños a cargo o bien personas sin hogar.

En primer lugar creemos que el esfuerzo que se está haciendo para ampliar las plazas adicionales para personas sin hogar se debe valorar muy positivamente en una situación de emergencia sanitaria, pero creemos que se deben adecuar equipamientos que estén preparados para este tipo de realojamiento, teniendo en cuenta siempre a las entidades que llevan años trabajando en primera línea.

Medidas de este tipo deberían hacerse extensivas a emergencias crónicas que sufrimos en la ciudad de Barcelona. Desde la campaña de Realojamientos Dignos, en la que participamos diferentes colectivos que trabajamos por el derecho a la vivienda, hemos denunciado en multitud de ocasiones la situación inadmisible en la que se encuentran más de 600 familias de la ciudad que han sido desahuciadas y que se ven obligadas a malvivir en pensiones y albergues hasta que no les llega el piso público al que tienen derecho por ley. Habitaciones sin un lugar donde cocinar o estudiar, muchas de ellas en un estado lamentable y que en la situación de confinamiento actual se convierten en lugares imposibles donde vivir.

Servicios esenciales

  • Centros de Servicios Sociales: se mantendrán 9 operativos de los 42 existentes en la ciudad.
  • Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB): continúa operativo las 24 horas del día.
  • Oficinas de Vivienda: permanecerán cerradas, con la atención telefónica y/o telemática comentada anteriormente.

Como está pasando con los servicios sanitarios, los servicios sociales y de urgencias sociales deben cuidarse y cuidar a las personas que trabajan en ellos. Se mantienen 9 centros de servicios sociales operativos de un total de 42, y creemos que habría que reforzar el servicio para que las trabajadoras sociales se sientan cuidadas y puedan descansar en estos momentos de máxima carga.

Necesitamos que las diferentes administraciones se corresponsabilicen con las competencias que tienen cada una, y que en estos momentos den el 200% para proteger a las familias vulnerables e implementen medidas valientes y ambiciosas. En concreto, esperamos que hoy en el Consejo de Ministros extraordinario se apruebe una suspensión de alquileres, una medida para que ninguna familia que no pueda pagar su alquiler por falta de recursos económicos, no solo no sea desahuciada sino que se pueda condonar la deuda si su propietario es un gran tenedor, y si es pequeño poner en marcha ayudas económicas para evitar la pérdida de la vivienda. Hay que buscar mecanismos y revisar lo que ya teníamos, y es que en situaciones extremas es necesario que todas nos pongamos de verdad en no dejar a nadie atrás, ni ahora ni nunca.

Desde la PAH estaremos vigilantes y exigiendo un plan de choque social, porque hay vidas en juego.

Sobre el autor

PAH_Bcn administrator

    A %d blogueros les gusta esto: